Cómo reconocer y manejar la obesidad en los gatos

Cómo reconocer y manejar la obesidad en los gatos

La obesidad es un problema que se está extendiendo cada vez más entre las mascotas de las ciudades. La causa es muy obvia y sencilla: estamos dándoles a nuestros gatos más calorías de las que gastan para su vida diaria.

Ya hemos comentado que la obesidad es un problema que se está extendiendo cada vez más entre las mascotas de las ciudades. La causa es muy obvia y sencilla: estamos dándoles a nuestros gatos más calorías de las que gastan para su vida diaria y este exceso pasa a formar reservas grasas en sus cuerpos.

¿Cómo reconocer si un gato tiene sobrepeso?

Si no estás seguro si tu gato está en forma o excedido de peso, controla los siguientes parámetros:

  • Palpa sus costillas. Lo ideal es que puedas tocarlas y contarlas fácilmente bajo la piel. Si hay una capa fina de grasa está bien, pero si se te hace difícil diferenciarlas, hay un exceso de peso.
  • Mira todas las áreas del cuerpo donde sobresalen huesos (cadera, isquiones, columna, hombros). Debes poder ubicarlas al tacto superficial. Si no las ves o están cubiertas por una gruesa capa de grasa, entonces tu gato necesita bajar de peso.
  • Mira a tu gato desde arriba; debes notar un adelgazamiento en la zona de la cintura, detrás de las costillas. Si no hay cintura o el abdomen es más ancho que el pecho, entonces tienes un gato obeso.
  • Mira a tu gato de perfil; el pecho debe ser más profundo que el abdomen, que en un gato en buen estado físico hace una curva hacia arriba. Tu gato tiene que hacer dieta si el abdomen presenta una curva hacia abajo.

¿Qué hay que hacer entonces?

Primero haz un rápido análisis de cuanto come tu minino. Si te das cuenta que sus raciones son demasiado grandes o que come muchas golosina y “extras” durante el día, entonces no hay muchas dudas sobre el origen de su sobrepeso. Siempre es conveniente hacer una visita al veterinario antes de comenzar una dieta por dos motivos importantes: el primero es descartar que haya algún problema físico que esté provocando el aumento de peso y el segundo es que un gato obeso NO debe perder peso demasiado rápido. Se calcula que no debe bajar más del 1% de su peso por semana, pues corre el riesgo de desarrollar un hígado graso, que es una enfermedad severa. El veterinario lo pesará y te recomendará que alimento deberás darle en qué cantidad y le hará controles de peso periódicos. En los casos leves puede ser suficiente con disminuir la ración y suspender todos los bocadillos extras sin cambiar el pienso, pero si tiene que bajar mucho peso te resultará más fácil si usas un pienso reducido en calorías. Hay varios alimentos de excelente calidad que te harán la tarea más fácil, pero vigila que tu mascota coma todos los días para evitar un adelgazamiento brusco.

El otro punto importante para lograr que un animal baje de peso es aumentar el ejercicio. Esto puede ser difícil de lograr en un gato adulto sedentario. Tienes que esmerarte y averiguar qué le interesa, pues hay cientos de juguetes diferentes que puedes probar y no todos darán el resultado esperado. Los árboles y torres de rascado ofrecen plataformas para saltar, juguetes colgantes y pueden ser una buena alternativa. Siempre puedes recurrir al catnip para entusiasmar aún más a tu minino y lograr que empiece a moverse.

9 de Comentarios en este Artículo

  1. Hola! Acabamos de castrar a nuestro gato de 7 meses, pesa menos de 4 kg y la veterinaria nos recomendó pienso para gatos esterilizados y darle sólo la cantidad diaria que indica el fabricante. El problema es que esa cantidad se la termina en poco tiempo y luego está siempre maullando porque tiene hambre. Antes le echabamos el pienso a demanda. Es posible que nos estemos pasando al restringirle la comida?

    Responder
  2. Faith Miu Miu

    Mi gata ya era adulta cuando la adopté y llegó ya gordita a casa. Acababa de ser esterilizada y ha ido engordando mucho más con el tiempo. Lo cierto es que empecé dándole bastante comida, pero fui reduciendo las cantidades (de pienso come un poco menos de lo que se expresa en los paquetes, y le doy algún extra de jamón de york pero sin pasarme). El problema es que a pesar de la reducción de cantidad ha seguido engordando y creo que es por su carácter sedentario. No le gusta jugar con casi nada y solo corre por comida o a veces si la persigo de broma puesto que lo toma como un juego, pero en seguida se cansa. Creo que es el sedentarismo el que le provoca el sobrepeso, pero con el carácter ya formado no sé como hacer que se vuelva un poco más activa.

    Responder
    • isabeliglesias

      Hola Faith, pues sí es muy difícil obligar a un gato a ejercitarse. Si quieres que baje de peso tendrás que comprar una dieta especial para obesos, algo como el r/d de Prescription diet. Muchos dueños ven un aumento en el nivel de actividad de sus mascotas con el pienso de Orijen; este no contiene cereales y podría ser una buena opción para tu gata. Consulta con tu vete a ver qué te recomienda para ella. Recuerda que un gato obeso debe bajar de peso lentamente y no debe dejar de comer. Suerte!

      Responder
  3. César Ramone

    Tengo una gata de 5 años llamada Ru, come muy poco debido al «bulliyng» que recibe de parte de mi otro gato «parches» y aún así parece estar obesa, pero no se si en realidad esta obesa o si quedo muy flácida después de ser esterilizada.

    Responder
  4. Miga tiende también al sobrepeso, mientras las demás son más bien peso pluma.He resuelto el problema dándole por la mañanaa cellusola alimentaria para gatos mezclada con algo de latita. Esto le da sensación de saciedad y no come tanto pienso. Va muy lento, pero funciona. Un saludo.

    Responder
  5. Esto está muy bien si tienes un sólo gato, pero que hacer, cuando tienes dos, uno un tirillas y el otro más bien fortachón (aún no está obeso, pero eso aún). Probé a darles comida baja en calorías, pero el tirillas, se me estaba espirituando y tuve que volver a darles comida normal, a demás a medio comer suelen intercambiarse los cuencos, ya se sabe, el cuenco de al lado siempre hace mejor pinta que el tuyo.
    Saludos.

    Responder
    • isabeliglesias

      Bueno, tendrás que usar un poco de ingenio! Si el flacucho es más ágil puedes poner su comida en un sitio alto o tras alguna rendija por donde el robusto no pueda pasar. No les dejes comida en el plato a toda hora, solo dales cuando tú estás y puedes cuidar que cada uno coma lo suyo. Estas son algunas ideas, seguramente se te ocurre alguna otra!

      Responder

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.