Diamante de Gould, verdaderas joyas de la naturaleza

Diamante de Gould, verdaderas joyas de la naturaleza

Los Diamantes de Gould son unos pajaritos muy vistosos y coloridos que se han hecho muy conocidos recientemente. Pertenecen a la familia de los paseriformes y son originarios de Australia, región con un clima tropical. Los primeros fueron cazados en 1833 y llevados a Inglaterra, donde el zoologo John Gould se encargó de organizar expediciones para estudiarlo. En estado silvestre existen tres diferentes tipos, el de cabeza roja, el de cabeza negra y el de cabeza naranja. Sin embargo todos tienen en común el pecho lila, el vientre amarillo, el manto verde y un llamativo collar turquesa. En cautiverio se han obtenido otras variantes de colores, como lutinos, azules, amarillos, etc. El color en las hembras es un poco más apagado y sus colas son más cortas.

Son unas aves pequeñas, de unos 12-13 cm, vivaces y alegres, bastante sensibles al frío y los cambios bruscos de temperatura. Su reproducción en cautiverio es bastante difícil, algunos no son buenos padres y se requieren de padres sustitutos que se ocupen de los pichones. La temporada de cría es a fin del verano y otoño, pero necesitan una temperatura de al menos 25ºC y largas horas de luz, por lo que es necesario agregar luz artificial fuera de su hábitat natural.

La jaula debe colocarse en un ambiente protegido de los cambios de temperatura, por lo tanto es mejor que estén adentro, salvo que el clima sea muy benigno. Necesitan bastante espacio, con una jaula espaciosa de unos 60×30 cm por 40 cm de altura, y no se deben poner muchas aves juntas; lo ideal es una pareja por jaula, o más aves si tienes una pajarera grande. Ellos viven en comunidades en la naturaleza, por lo que no se recomienda tener uno solo.

Su dieta básica está cubierta por una mezcla de semillas para periquitos de buena calidad, pero es conveniente completar la alimentación con pasta de huevo, verduras en poca cantidad, carbonato de calcio, semillas germinadas y un complejo de vitaminas. Tal como ocurre en otras especies, la temporada de cría y de muda son épocas en que se debe reforzar la ración de proteínas, minerales y vitaminas. También necesitan algo de grit para ayudarles a triturar los granos en la molleja. Les gustan mucho el alpiste y el mijo, pero deben acostumbrarse a comer distintas semillas cuando son pequeños para conseguir que tengan una alimentación completa el resto de su vida.

Los Diamantes de Gould son aves sensibles, es por eso necesario mantener una correcta higiene de la jaula, los platillos y los alimentos. La comida húmeda, como pasta y semillas germinadas, debe retirarse de la jaula después de un máximo de 6 horas para evitar el desarrollo de hongos y bacterias. Igualmente hay que renovar el agua de bebederos y bañeras, pues los gérmenes pueden provocar problemas reproductivos, debilidad, diarreas, pérdida de peso, etc. La falta de higiene general en la jaula puede también generar trastornos, como muerte de pichones, debilidad y muerte durante la muda, mortalidad repentina de adultos, etc. También se debe evitar la sobrepoblación de la jaula porque es una causa de estrés importante en estas aves.

Dra. Isabel Iglesias

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.