Rabia en perros

,

La rabia es una enfermedad vírica mortal que puede afectar a muchos animales, entre ellos a perros y gatos, y también a humanos. Se transmite a través del mordisco de un animal infectado; por eso es tan importante la vacunación, porque con ella tu perro estará totalmente protegido. Además, la vacuna de la rabia en perros es obligatoria en toda España, excepto en Galicia, el País Vasco y Cataluña. 

¿Qué es la rabia?

La rabia es una enfermedad zoonótica prácticamente erradicada en España en los animales domésticos, pero no en animales salvajes. Sin embargo, fue un grave problema de salud en la década de los 50, por eso la vacunación sigue siendo obligatoria por ley. El virus existe en prácticamente todas las partes del mundo por eso es muy importante su prevención.

Se trata de un virus presente en la saliva infectada que se transmite a través de un mordisco o por el contacto de la saliva con las mucosas o una herida abierta; también puede contagiarse mediante arañazos. El virus viaja hasta el cerebro, afectando al sistema nervioso central, y regresa a la boca penetrando en las glándulas salivares y distribuyéndose por todo el cuerpo del animal.

El periodo de incubación de la rabia en perros es variado; aunque suele ser entre dos semanas y dos meses, puede producirse en tan solo 7 días o extenderse a todo un año. El avance de la enfermedad depende en gran medida de donde se haya producido el mordisco: cuanto más cerca del sistema nervioso central, más rápida será la propagación; cuanto más lejos, más largo será el período de incubación.

Pueden transmitirla animales como los murciélagos, los hurones, los zorros, las mofetas y otros mamíferos como las vacas y ovejas. Es rara la transmisión por roedores. 

Síntomas de rabia en perros

Los síntomas de la rabia canina afectan principalmente al sistema nervioso central y al cerebro, pero no siempre son los mismos. Los animales con rabia tienen un comportamiento agresivo. El virus se acumula en grandes cantidades en las glándulas salivares, provocando un característico exceso de salivación. La enfermedad también puede causar fiebre, vómitos, debilidad, nerviosismo y convulsiones.

La enfermedad pasa por diferentes fases según el virus va propagándose por el cuerpo:

  • Incubación. La primera fase, como ya hemos comentado, puede durar una semana o varios meses. En este tramo no aparecen síntomas.
  • Fase prodrómica. Con una duración de entre dos y diez días. Se pueden apreciar sutiles cambios en el comportamiento como una menor interacción, menos actividad y podrá darte la sensación de que está como “ido”. Los perros pueden volverse más asustadizos o sensibles al entorno o a estímulos. Además, también pueden comenzar a morderse en la zona por donde entró el virus.
  • Fase agresiva o de encefalitis aguda. Esta es la fase más peligrosa ya que el perro tiene un comportamiento muy violento. Está nervioso, irritable, desorientado y no dudará en morder a cualquier cosa que se le pase por delante. También puede verse un aumento de salivación y tensión en los músculos de la cara.
  • Fase parálisis o de encefalitis rábica. Se produce una parálisis de los músculos de la garganta y de la mandíbula, no permitiéndole cerrar la boca ni tragar saliva. En consecuencia, el perro babea y echa espuma por la boca. Más tarde termina perdiendo el control del movimiento sufriendo espasmos, colapso y, en menos de 48h, muere a causa de una insuficiencia respiratoria.

Los síntomas de rabia en perros se producen por la inflamación del cerebro (encefalitis) y a veces solo vemos la última fase de la enfermedad.

Vacuna de la rabia para perros

Es importante recalcar que no existe ningún tratamiento ni cura para la rabia en perros y que está totalmente prohibido, por eso es imprescindible la vacunación. Si un perro no vacunado es mordido por un animal infectado, tendrá que pasar una cuarentena de seis meses o, directamente, ser sacrificado. En el caso de infestación en humanos, el pronóstico es muy malo.

La vacuna de la rabia protege a los perros de esta enfermedad mortal desde cachorros, siendo necesario vacunarles únicamente una vez al año.

Si un animal salvaje ha mordido a tu perro existe la posibilidad de que contraiga la rabia, pero si está vacunado es muy poco probable. Limpiar rápido y a fondo la herida es súper importante para reducir el riesgo de transmisión. Limpia cualquier herida o rasguño con agua, jabón y algún antiséptico. Lo mejor es evitar el contacto de tu perro con animales silvestres para evitar riesgos.


Ante cualquier duda o sospecha de rabia en perros, acude inmediatamente al veterinario para que examine a tu peludo.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Enfermedad de Lyme en perros

III Estudio Anual sobre Mascotas en España

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.