Peces de acuario de agua dulce, marinos y tropicales

Peces de acuario de agua dulce, marinos y tropicales

Un acuario comunitario es un agradable desafío si quieres conseguir un equilibrio en una convivencia de diferentes especies de peces y plantas. Conseguir estabilizar una población de peces y lograr que se reproduzcan al mismo tiempo que la población de plantas se adapta al hábitat es todo un reto, pero el resultado es muy gratificante.

¿Quieres montar un acuario? Para empezar, lo primero y más importante que tienes que hacer es escoger los peces que más te gusten. Parece sencillo, pero en realidad requiere su tiempo, ya que tendrás que buscar unos tipos de peces que convivan bien entre ellos y puedan vivir en un mismo hábitat, con unos factores de agua parecidos. Existen peces de todos los tamaños, formas y colores entre los que elegir. Tendrás que decidir si quieres un acuario preparado para peces de agua dulce o marinos y saber que cada tipo de pez tiene un estilo de vida muy concreto y necesita un pH, una dureza y una temperatura del agua distintos, por lo que no podrás meter los diferentes tipos de peces en un mismo espacio sin saber qué clima necesitan.

Peces de acuario de agua dulce

Los peces de agua dulce están destinados a vivir en ríos, lagos y otros hábitats donde la salinidad del agua es reducida. Existe una gran variedad de especies diferentes; entre ellas, las más fáciles de cuidar son:

  • La carpa. Es uno de los más populares, puedes encontrarlo cómodamente y es muy fácil de cuidar.
  • El pez Ojo de burbuja. Es muy conocido por las burbujas que tiene cerca de sus ojos. Se adapta bastante bien a los hábitats y a otros peces.
  • El Plecostomus. Este pez es muy cómodo para tener en un acuario, ya que  se alimenta de los residuos del agua. ¡Te ayudará a tener la pecera más limpia!
  • El Goldfish. Es una especie muy popular porque es muy fácil de cuidar y criar. Si quieres comprar uno ten en cuenta que no todas las variedades de esta especie son compatibles con otros peces.

Peces de acuario marinos

Los peces marinos son más caros que los de agua dulce, un dato a tener en cuenta a la hora de montar tu acuario. Son peces que se capturan del mar, y esta captura puede causar algún estrago en ellos. Si quieres asegurarte de que el pez que vas a comprar está sano pídeles que le den de comer. Si el pez come tranquilamente y ves que no tiene manchas, heridas o falta de escamas probablemente será un buen espécimen. Los peces marinos más habituales en un acuario son:

  • Las damiselas. Son de las mejores especies para empezar con un acuario marino. Son fáciles de alimentar. El único defecto es que pueden ser agresivos. Es recomendable no tener más de dos damiselas en un mismo acuario.
  • Los mollies. Son peces baratos y no muy delicados. Debes aclimatarlos durante 7 horas a medida que le vas añadiendo progresivamente el agua al acuario para que se acostumbren a la salinidad. Son peces muy pasivos, así que mantenlos alejados de especies más agresivas.
  • Los peces payaso. Estos peces son muy populares y tienen unos colores muy llamativos. Son bastante resistentes, pero es más complicado aclimatarlos al nuevo acuario. Tienden a ser bastante territoriales, pero solo son agresivos con los de su misma especie.
  • Los blenios. Son unos peces muy resistentes y no suelen causar problemas de agresividad, por lo que son una buena opción si quieres tener varios peces en tu acuario.

Peces tropicales de acuario

Los peces tropicales pueden ser de agua dulce o de agua salada. Suelen llamar bastante la atención por sus divertidos y brillantes colores, pero poseen unas necesidades específicas que hacen que tengas que cuidarlos especialmente bien. Son peces que están acostumbrados a temperaturas muy altas, por lo que necesitarás tener un calentador que controle la temperatura del agua. ¡Atento a su alimentación! Estos peces pueden ser herbívoros o carnívoros, y tendrás que darles una alimentación diferente. Los mejores peces para tener en tu acuario son:

  • Los Aulonocaras. Son muy populares por sus colores y porque son bastante fáciles de cuidar. Al ser omnívoros no tendrás problemas en cuanto a su alimentación.
  • Los laberíntidos. Son una especie muy fácil de cuidar, pero también son bastante territoriales. Podrás tenerlos con otros peces siempre que no sean de su misma especie.
  • Los Kuhli. Estos peces se adaptan fácilmente al entorno y son omnívoros, por lo que son fáciles de cuidar, pero necesitarás ponerles en el acuario grava fina para que se entierren en ella.

Estas son solo algunas de las especies, pero existen muchísimas más entre las que poder escoger. Busca las que más te gusten teniendo en cuenta que se adapten al hábitat de tu acuario. ¡Las opciones son ilimitadas! Y para terminar de poner a punto tu acuario, visita Tiendanimal y elige los productos que favorezcan el bienestar de tus peces.

1 Comentario en este Artículo

  1. Los peces de agua dulce también valen para un estanque ya que el agua es la misma

    Responder

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.