Los crustáceos. Invertebrados marinos en el acuario

Los crustáceos. Invertebrados marinos en el acuario

Los invertebrados constituyen un gran grupo dentro de los habitantes de un acuario. La característica que todos tienen en común es que no poseen columna vertebral ni esqueleto interno articulado. Este grupo comprende a un enorme número de especies en el reino animal, como los insectos, lombrices, parásitos y, dentro de los habitantes del acuario, las estrellas de mar, moluscos, esponjas, corales y crustáceos.

Hay varias especies de crustáceos que podemos albergar en un acuario marino. Hay que escoger solo las que no dañan los corales ni se alimentan de los peces u otros habitantes dentro del acuario. Los crustáceos son bastante fáciles de cuidar; algunos son muy atractivos mientras son pequeños pero se vuelven destructivos cuando crecen en un ambiente pequeño, como las langostas. Hay camarones muy bonitos que se pueden mantener toda la vida sin problemas, como los camarones listados de coral, las gambitas o camarones comensales, gambitas limpiadoras, etc. Un crustáceo muy famoso es el simpático Jaques de la película Buscando a Nemo, siempre obsesionado por la limpieza.

Todos los crustáceos mudan su exoesqueleto periódicamente. Para ello es necesario que controles todas las semanas que el agua tenga todos los parámetros correctos.  Deben mantenerse constantes el nivel de calcio (450 mg/l) y dureza de carbonatos (12º KH) en el agua, pues si está demasiado bajo ellos no pueden formar su nueva coraza y mueren durante la muda. El pH ideal debe estar entre 8,1 y 8,4; la temperatura, entre 24 y 27ºC y los nitratos no deben superar los 50 mg/l. El exceso de nitratos afecta especialmente a las anémonas y corales donde habitan los crustáceos.

El cuerpo de los crustáceos consta de un cefalotórax y una cola que utilizan como impulsor para algunos movimientos, 4 pares de patas para caminar y dos extremidades en forma de pinzas. La cabeza tiene 3 pares de antenas de distintos tamaños que actúan como órganos táctiles y gustativos. Las especies ornamentales tienen bonitos colores y además cumplen una importante función en el ecosistema del acuario. En general son omnívoras y se alimentan de restos de comida, pequeños parásitos, alimento en escamas, líquido o congelado, plancton. También pueden arreglárselas buscando cualquier resto que haya quedado entre la arena o la grava, por lo que eliminan muchos desechos orgánicos del acuario. Puedes darles nauplios y Artemia como un platillo especial.

Las gambas limpiadoras miden unos 6 cm y se alimentan de parásitos presentes en las bocas, branquias y cuerpos de los peces. Tienen una bonita coloración roja y blanca. Es conveniente que puedan encontrar abundantes escondrijos para sentirse más seguras.

Las gambitas más pequeñas o comensales, de hasta 4 cm, se refugian bajo los corales y anémonas, alimentándose de sus restos. Viven en parejas o en grupos pequeños. Pueden tenerse en tanques nanoreef y acuarios de arrecife de hasta 150 litros, porque estos albergan solo peces pequeños que no serán depredadores.

Dra. Isabel Iglesias

Artículos relacionados

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.