Los peces más raros del mundo

Los peces más raros del mundo

La profundidad del océano es infinita y existen millones de especies marinas que no conocemos. Se cree que no conocemos ni tan siquiera un 15% de todas ellas, ya que viven en zonas muy profundas a las que es difícil acceder. Muchas de estas especies jamás serán descubiertas, aún después de cientos de años, y posiblemente se extingan antes incluso de ser vistas o registradas.

Los animales que viven en las profundidades marinas son asombrosos. Las condiciones del medio en el que viven les han dotado de características muy peculiares y tienen un aspecto completamente diferente a lo que estamos acostumbramos, muchas veces casi terrorífico. A pesar de desconocer gran parte de la vida que existe bajo el agua, sí que se han documentado muchas especies sorprendentes. ¿Sabes cuál es el pez más raro del mundo? Te mostramos una lista con algunos de ellos, ¡seguro que no te dejarán indiferente!

Listado de peces más raros del mundo

Pez luna (Mola mola)

El pez luna o mola mola es el pez óseo más pesado del mundo, con más de 1.000 kg de peso y unos 1,8 metros de largo. Es una especie tranquila y bonachona con un característico cuerpo redondeado y aplastado de forma lateral. Se encuentra dentro de la misma familia que los peces globo o erizo. 

El ejemplar más pesado registrado pesa 2.500 kg y mide más de 3 metros de longitud.

 

Engullidor negro (Chiasmodon niger)

Esta especie vive entre 700 y 2750 metros de profundidad, en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico. Recibe su nombre por ser capaz de engullir presas de mayor tamaño que él. Y te preguntarás, ¿cómo puede ser? este singular pez tiene un estómago elástico que se agranda para tragar la presa y vuelve a su forma natural al terminar la digestión. Además, por si esto fuera poco, es transparente y se puede ver a través de él lo que ha comido. Una característica que lo lleva directamente a la lista de los peces más raros del mundo. Es alargado, no tiene escamas y puede medir hasta 25 cm.

 

Dragón de mar foliáceo (Phycodurus eques)

Pez de la misma familia que el caballito de mar, originario de Australia. Es una especie asombrosa y elegante que se encuentra en peligro de extinción. Su cuerpo con prolongaciones en forma de hoja parece compuesto por algas marinas, lo que le permite camuflarse perfectamente en su entorno. Además, se mueven suavemente mediante propulsión, a través de unas pequeñas aletas casi transparentes, pareciendo una auténtica alga flotante. Mide alrededor de 30 cm de adulto, pero puede llegar a los 50 cm. Es originario de las costas del sur de Australia y es uno de los peces más raros del mundo.

 

Pez gota (Psychrolutes microporos)

Vive a 900 – 1200 metros de profundidad y fue elegido como el animal más feo del mundo. Pero, sin duda, podría ganar también el título del más extraño. Sin embargo, su aspecto es el resultado de una asombrosa adaptación al medio en el que vive. Su consistencia gelatinosa adquiere una densidad menor a la del agua que le permite flotar y desplazarse en el fondo del océano sin gastar energía. Es originario de las costas de Australia y Tasmania.

 

Pez dragón o Dragón negro (Stomias boa)

Si alguna especie se puede ganar el nombre de el pez más raro del mundo, sin duda, es esta. Vive en las profundidades abisales, a 2.000 metros, y es capaz de generar luz propia a través de fotóforos biológicos. Es un pez alargado y aplanado que puede medir hasta 40 cm de longitud. Sus colmillos pueden ser tan grandes que a veces no le permiten cerrar la boca.

 

Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

El tiburón peregrino es el segundo pez más grande del mundo, después del tiburón ballena. Pesa alrededor de 4.000 kg y mide 10 metros de largo. A pesar de su tamaño y aspecto, resulta ser un animal inofensivo y, es más, tolera muy bien nuestra presencia. Se alimenta de forma pasiva de zooplancton, pequeños peces e invertebrados, nadando con la boca completamente abierta creando un círculo. Es muy común verlos en la superficie, ya que buscan el alimento en aguas poco profundas. Es uno de los peces más raros del mundo y, debido a la emigración por el calentamiento global, se han visto ejemplares cerca de las costas de Galicia.

 

Pez rosado con manos (Brachiopsilus dianthus)

Este pez endémico de la isla de Tasmania (Australia), camina por el fondo del agua con sus aletas, alimentándose de los pececillos y crustáceos que se encuentra entre las rocas. Es una especie rara y poco conocida que mide alrededor de 10 cm. Es lento y, por lo tanto, mal cazador y fácil presa; se cree que se defiende soltanto toxinas que matan a su depredador.

Se han encontrado muy pocos ejemplares de esta especie y se conoce muy poco sobre ella pero no podía faltar en la lista de los peces más raros del mundo.

 

Pez hacha (Argyropelecus gigas)

Se encuentra en todos los océanos, excepto en la zona alta (200 – 1.000 m) del norte del Pacífico. Mide unos 11 cm y su color oscuro le permite hacerse casi invisible para mimetizarse a la perfección con el fondo marino. De esta forma acecha a sus presas para cazarlas. A pesar de su aspecto, es un pez tranquilo e inofensivo.

 

Quimera (Chimaeriformes)

Es un pariente cercano a los tiburones y vive a 4.000 m de profundidad. Puede llegar a alcanzar 1,5 m de largo. Este pez se alimenta de crustáceos y conchas de moluscos que tritura con unas placas que tiene en la boca, ya que no dispone de dientes. Se defienden de los depredadores con una espina venenosa situada en la aleta dorsal y localizan a sus presas mediante unos sensores que tienen en la cabeza que captan los campos magnéticos.

 

Pez duende (Macropinna microstoma)

Conocido como pez de cabeza transparente. Es uno de los peces más raros del mundo a la vez que curioso. Pertenece a la familia Opisthoproctidae y lo podrás reconocer fácilmente por su cuerpo opaco y su asombrosa cabeza transparente. Sus ojos tubulares (que en la mayoría de los peces son fijos) se pueden mover en todas direcciones y le dotan de una increíble visión periférica, sin puntos muertos; estos ven a través de su cráneo transparente. Los orificios negros que ves encima de su boca no son los ojos, sino sus órganos olfativos.

Se encuentra a 600-800 metros de profundidad

 

Pez piedra (Synanceia horrida)

Un auténtico experto del camuflaje al que le gusta ocultarse en la oscuridad. Es muy venenoso (tanto como el veneno de una cobra) por lo que, es una especie peligrosa; el simple roce con las espinas de sus aletas puede ser mortal. Como su nombre indica, parece una roca, así que podríamos pisarlo sin darnos cuenta.

 

Pejesapo espinoso (Caulophryne jordani)

Otro con un merecido puesto en la lista de peces más raros del mundo. Tiene aletas pectorales con forma de manos y se camufla muy bien en su entorno. Es uno de los peces abisales más extraño, y no hace falta decir por qué. Los filamentos que tiene por todo su cuerpo son muy sensibles y captan el más mínimo movimiento a su alrededor.

Tiene un tamaño de unos 25 cm y vive entre los 700 y los 3.000 metros de profundidad, nunca sube a la superficie.

 

Todos estos peces merecen estar en la lista de los más raros del mundo por su aspecto, sus colores o su forma, así como por las extraordinarias peculiaridades de cada especie.

¿Conocías a alguno de los peces más raros del mundo de esta lista? ¡Cuéntanos cuáles y cómo los descubriste! Y, si conoces alguna otra especie que crees que debería estar en la lista, ¡escríbenos para que la incluyamos!

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.