Ejercicios para perros con displasia de cadera

En este artículo vamos a contarte cuáles son los mejores ejercicios para perros con displasia de cadera, aquellos que ayudan a reducir los síntomas de esta dolencia y mejorar la calidad de vida de tu mascota. 

Los perros con displasia de cadera pueden llevar una vida normal mediante los tratamientos adecuados, teniendo siempre en cuenta algunas limitaciones en cuanto a movilidad o sobre esfuerzos. 

Antes de dar paso a las terapias para perros con displasia, es importante que conozcas algunas cosas sobre esta enfermedad para poder entender lo que conlleva.

¿Qué es la displasia de cadera?

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria y degenerativa que suele afectar a perros de razas grandes. Provoca una deformación y una inflamación en la articulación de la cabeza del fémur que causa dolor y una considerable disminución de la movilidad que va empeorando con el paso del tiempo.

Si quieres saber qué es la displasia de cadera en perros no te pierdas nuestro otro artículo, en el que también hablamos de los síntomas y de los diferentes tratamientos.

¿Cuáles son los mejores ejercicios para perros con displasia de cadera?

Los perros con displasia de cadera pueden realizar ejercicio y, de hecho, deben hacerlo para mantener su masa muscular y su movilidad. Sin embargo, nunca deben ser sometidos a un esfuerzo intenso, ya que esto provocará un mayor desgaste articular. 

Los ejercicios para la displasia que te contamos a continuación son buenos tanto para perros sin operar como para la rehabilitación de perros operados. Pregunta siempre a tu veterinario antes de empezar a hacerlos para asegurarte de estar haciendo lo correcto y no perjudicar a tu peludo ya que depende de cada caso.

Es recomendable que, antes de cada sesión de ejercicio, pongas calor en la zona afectada o realices un pequeño masaje. Además, es importante realizarlos con cuidado y suavidad para no hacerles daño.

Ejercicios para la displasia de cadera en perros que puedes hacer tanto en casa como en exterior

La fisioterapia para perros con displasia de cadera se puede dividir en dos tipos: ejercicios pasivos y ejercicios activos. En los pasivos, el perro tiene que estar tumbado y relajado mientras nosotros realizamos los movimientos sin que él haga esfuerzos; en los activos, el perro estará de pie y tendrá que ejercer fuerza. 

Los siguientes ejercicios serían para un perro con displasia en la cadera derecha; si la articulación afectada fuese la izquierda, habría que hacerlo a la inversa.

Ejercicios pasivos para la displasia:

El perro debe estar tumbado sobre el lado izquierdo y los movimientos deben ser lentos, sujetando la pata por la rodilla. Haremos entre 10 y 15 repeticiones.

  • Flexión y extensión: Coloca una mano sobre la cadera del perro y flexiona y estira su pata derecha con la otra mano hacia delante y hacia detrás.
  • Abducción y aducción: Consiste en alejar y acercar la pata al tronco, de abajo arriba. Para realizar este ejercicio nos colocaremos detrás de él.

Ejercicios activos para la displasia:

En este tipo de ejercicios para perros con displasia de cadera el perro tiene que hacer un mayor esfuerzo. Son especialmente útiles durante la rehabilitación y siempre habiendo transcurrido unas semanas desde la operación.

  • Apoyo: El perro tiene que apoyar sus patas delanteras sobre algún escalón para que estén más elevadas y, así, el peso recaiga sobre las traseras. Tenemos que colocarnos detrás de él, sujetarle y realizar 3 movimientos diferentes, manteniendo unos segundos y después soltando: en el primero, agarramos el hombro y traccionamos hacia nosotros; en el segundo, agarramos la articulación de la rodilla y traccionamos hacia nosotros; y, en el tercero, presionamos la articulación de la rodilla hacia delante. Cada movimiento se repetirá 5 veces.
  • Trampolín: Este objeto de entrenamiento fortalece la musculatura posterior, pero hay que hacerlo progresivamente y con cuidado.
  • Slalom: El movimiento en zig-zag es perfecto para trabajar la cadera. Sin embargo no siempre es adecuado en todos los casos, así que consúltalo con el veterinario primero.

La natación y la hidroterapia son dos de los mejores ejercicios para perros con displasia de cadera. El agua permite unos movimientos mucho más naturales y suaves que fortalecen la musculatura sin dolor.

Los masajes también son muy beneficiosos para estos perros. Estas terapias favorecen la recuperación del músculo y ayudan a corregir la posición de la columna vertebral, que puede verse afectada por el dolor. Masajea presionando suavemente a lo largo de la columna y realiza movimientos circulares a los lados.

Otros ejercicios para perros con displasia de cadera pueden ser simplemente los paseos lentos, sentarse y levantarse o subir y bajar rampas.


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿Qué cuidados necesita un hámster ruso?

Enriquecimiento ambiental para perros

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.