Iguanas: Importancia del tamaño del terrario

Iguanas: Importancia del tamaño del terrario

Uno de los mayores problemas para la cada vez mayor cantidad de iguanas criadas como mascotas en cautiverio es que los terrarios que se consiguen en las tiendas son demasiado pequeños para ellas. Las iguanas son reptiles grandes que prefieren pasar gran parte del tiempo en los árboles, recostadas en posición horizontal; por lo tanto los habitáculos altos y angostos no funcionan bien, y tampoco los que son bien anchos pero no tienen la altura suficiente como para colocar grandes ramas o plataformas de descanso. Estos últimos ubicados sobre una mesa pueden darle sensación de altura, pero no le darán espacio suficiente para trepar. Puede que tengas un terrario de estos y que te parezca que tu iguana se ve bien, pero lo más probable es que esté estresada y acabe enfermándose y muriendo joven. Imagina si tú tuvieras que vivir en un espacio tan reducido; seguramente podrías hacerlo, pero ¿sería una buena vida?. Cuando uno adopta un animal, ya sea tradicional o exótico, debe garantizarle las condiciones para una vida saludable y con bienestar.

Una iguana adulta llega a medir entre 1,5 y 2 metros de largo, y un terrario apropiado debe tener suficiente espacio como para permitir que camine, trepe, se ejercite y descanse cómodamente. Si quieres que tu mascota viva y se desarrolle bien necesitas una jaula de 3 metros de largo por 2 de alto por 1 de profundidad como mínimo. Como ves, es muy grande y te quita bastante espacio en una habitación, aunque, si está bien decorada, puede ser muy interesante.

Como siempre decimos, cuanto más grande sea el terrario, mejor. Calcula también que las iguanas necesitan un gradiente de temperatura dentro de su recinto, y que su cuerpo completo debería entrar en cada espacio térmico. Si el terrario tiene el mismo largo que el cuerpo del animal, cuando necesite estar en la zona más cálida y ubique allí su cabeza, su cola quedará forzosamente en la más fría o viceversa. Esto es claramente inadecuado para una correcta termorregulación, ya que todo el cuerpo debe encontrarse a la misma temperatura.

Está bien si no quieres dedicar una habitación completa o este gran espacio a una jaula para una iguana, pero entonces piénsalo bien antes de comprarla y busca otra mascota más adecuada. Si te encantan los reptiles, hay muchos otros que son más pequeños, de entre 20 y 50 cm, que pueden vivir muy felices en un lugar mucho más reducido y con menos requerimientos que una iguana. Los más pequeños y sencillos son los leopardos geco, pero también hay otras excelentes opciones, como los dragones barbudos, los dragones de agua o los escincos azules.

Si ya tienes una iguana y decides seguir adelante con su cuidado, asegúrate de crear un recinto apropiado, con grandes ramas para que pueda trepar, plataformas de descanso a distintas alturas, que puedes tapizar con trozos de césped sintético intercambiables para mejorar la higiene. También debes crear un gradiente de temperatura adecuado (midiéndola con termómetros) tanto en sentido horizontal como vertical y asegurar un buen nivel de humedad ambiental, ya sea mediante un higrómetro o rociando el ambiente varias veces al día. También puedes incluir plantas verdaderas, pero ten cuidado que no sean tóxicas, pues es muy común que las iguanas coman algunas hojas.

Dra. Isabel Iglesias

Enlaces relacionados:

5 de Comentarios en este Artículo

  1. esto es algo estupido

    Responder
  2. las iguanas son importantes para la naturaleza e humanos

    Responder
  3. las iganas son bonitas

    Responder
  4. me a gustado lo que e leido gracias

    Responder
  5. ME PARECE UNA `PAGINA CHEVERE

    Responder

Dejar un Comentario