Señales de calma: el lenguaje de los perros

Señales de calma: el lenguaje de los perros

¿Conoces el famoso libro de la educadora canina Turid Rugaas? El libro que te ayuda a entender el lenguaje de los perros para que puedas comprender qué quiere decirte tu peludo o cómo se siente en cada momento. La mejor forma de mejorar la convivencia y la relación con tu mascota con unos sencillas claves para una comunicación directa y eficaz. Una lectura obligatoria para todos los amantes de los perros. ¡Descubre cómo tu perro se comunica contigo sin palabras, a través de gestos!

Después de leer este artículo tu relación con los perros cambiará para siempre y serás capaz de entenderles como nunca lo has hecho.

¿Qué son las señales de calma?

Los perros, al igual que los humanos, tienen su propio lenguaje con el que comunicarse con otros perros y también con nosotros mismos. Entre ellos se entienden muy bien pero… nosotros no solemos prestar la atención necesaria para comprender lo que quieren decirnos. Y esto sucede porque ellos no funcionan con la comunicación verbal, sino con la corporal.

Entender a tu mascota es imprescindible para que vuestra relación y vuestra convivencia sea positiva, así como para evitar problemas de comportamiento. Las señales de calma son determinados gestos o reacciones que tienen los perros para responder a estímulos o relacionarse con el entorno. Pueden utilizarlas para transmitir mensajes de calma o para avisar de que algo no les gusta.

Estas señales son fundamentales para comunicarse, vivir en armonía y evitar los conflictos. Un perro equilibrado siempre intentará evitar un conflicto empleando una o varias de estas señales; solo tenemos que aprender a interpretarlas.

Seguro que en cuanto empieces a leer todas estas señales, te das cuenta de que tu perro hace muchas de ellas a diario.

¿Todos los perros comprenden y utilizan las señales de calma?

Existen alrededor de 30 señales en el lenguaje de los perros. No todos tienen la misma capacidad para comunicarse con ellas pero, cuantas más utilicen, más facilidad tendrán para relacionarse con otros perros y personas.

La etapa más importante para aprender el lenguaje coincide con la de la socialización, es decir, cuando son cachorros. Se da especialmente durante sus tres primeros meses de vida y se inicia junto a su madre y hermanos. Los perros que han sido destetados antes de tiempo, no se han relacionado con otros perros o han crecido en una perrera, tendrán más dificultad para comunicarse y, por lo tanto, más probabilidad de problemas de comportamiento.

Ellos creen que tú también entiendes su idioma, por eso es importante que las conozcas y sepas cómo responder a ellas.

¿Cuáles son las señales de calma de los perros?

Seguro que llevas un rato deseando saber cuáles son estas misteriosas señales con las que podrás entender el lenguaje de los perros y comunicarte con tu mejor amigo. Así que… ¡no te haremos esperar más! Aquí te mostramos algunas de las señales más habituales y fáciles de ver en los perros:

Bostezar

Sí, el bostezo no solo significa que tu perro tiene sueño. El bostezo es una de las señales de calma más utilizadas. Suelen hacerla cuando se sienten incómodos con una situación. Puede ser cuando le estás acariciando y no le apetece, si le coges cuando no quiere o si te nota enfadado. Es posible que bostecen mientras le estás regañando; no es que le aburras, es que está tratando de calmarte. También lo pueden utilizar para calmar a otro perro, el cual puede responderle con otra señal, como lamerse, para decirle que está todo bien.

No debes confundirlo con un bostezo al despertarse o cuando están descansando en el sofá, que son respuestas fisiológicas.

Sacar la lengua o lamerse el hocico

Suele ir acompañada del movimiento de la cabeza hacia un lado o bajar la mirada. Al igual que el bostezo, indica que están incómodos y necesitan espacio.

Lo emplean todos los perros pero especialmente los perros negros, los que tienen mucho pelo en la cara o en los que sus expresiones faciales son más difíciles de percibir, como sucede en los bulldogs.

Lamerte

A veces confundimos el lamido con una muestra de afecto cuando puede significar estrés, sobre todo cuando es un lamido compulsivo.

Es una de las señales de calma que más utilizan los perros.

Acercarse despacio, dando rodeos

Se traduce como inseguridad y lo hacen a menudo para calmar a una persona o a otro perro. Si tu perro se acerca a ti así, debes intentar hablarle bajito y no hacer movimientos bruscos para que se sienta confiado; también puedes sentarte en el suelo para que no te vea tan grande y se sienta más seguro.

Desviar la mirada, girar la cabeza o darse la vuelta

Si tu perro hace esto cuando te acercas a él o le das un beso, casi con toda seguridad significa que le incomoda. Respeta su espacio y no le obligues.

Mirar de reojo también es una muestra de incomodidad. Suelen hacerlo para calmar a otro perro cuando, por ejemplo, viene corriendo o demasiado excitado hacia ellos. También lo hacen cuando saben que han hecho algo mal o van a regañarles, así como si una persona se acerca muy rápido hacia ellos.

Olfatear el suelo

Es otra forma de evitar problemas o conflictos desviando la mirada. Es una conducta muy positiva a la hora de relacionarse con otros perros que se puede ver a menudo en cachorros.

Empujar el hocico

Es una llamada de atención o una muestra de afecto por lo que, en este caso, es una señal positiva.

Entrecerrar los ojos

Significa que está tranquilo y agusto. Es una señal que tu también puedes transmitirle a él imitándola para que se sienta confiado.

Sacudirse

Puede ser un síntoma de estrés con el que liberan tensión. Suele ir acompañado de otras señales.

Tumbarse panza arriba

Este comportamiento puede leerse de diferente forma según la situación. Puede significar que se siente confiado y seguro contigo o, por el contrario, puede significar sumisión en perros con miedo. También se aplica con otros perros, es una clara señal de calma.

Tipos de señales de calma en perros

Existen muchas más señales como: mirar de reojo, encogerse o encorvarse, echar las orejas hacia atrás, “sonreir”, esconder la cola entre las piernas, arrugar el hocico o enseñar los dientes, estirar la cola hacia arriba, rigidez en las extremidades… Muchas de ellas son muy fáciles de percibir y entender.

Podemos englobarlas en tres grupos diferentes:

  • Señales de interacción o comunicación: bostezar, mirar hacia un lado, girar la cabeza, dar la espalda, ponerse panza arriba, posición de juego.
  • Señales para liberar estrés: sacar la lengua, lamerse el hocico o lamer, bostezar, sacudirse, rascarse.
  • Señales de alerta y advertencia: jadear, mirar de reojo, posición de caza, desplazarse de lado, arrugar el morro, enseñar los dientes, gruñir, erizarse el pelo.

No respetar las señales de calma que nos hace nuestro perro puede desencadenar en un comportamiento agresivo. Estate bien atento a ellas para parar antes de que esto suceda. Además, prueba a comunicarte con él en su mismo lenguaje para transmitirle tu también calma y seguridad.

¡Encuentra este y otros libros sobre educación y adiestramiento en nuestra web!

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.