Pug o Carlino

Este simpático perrito pertenece al grupo de perros de compañía en la sección pequeños molosoides. Es un perrito encantador, muy inteligente y que demuestra dignidad. Es equilibrado, alegre y vivaz. Una de las razas más populares y que más gustan a los amantes de los animales por su aspecto y carácter divertido.

Historia del Carlino

Sus orígenes se remontan a la China alrededor de 700 a.c., donde eran unos de los favoritos de los emperadores. Hacia el año 1300 fueron introducidos en Europa, donde también se ganaron un lugar junto a los reyes. En Holanda se convirtieron en el símbolo de la Casa de Orange y viajaron con el Príncipe William a Inglaterra cuando ascendió al trono.

El nombre Pug puede provenir de “pugg”, un término cariñoso proveniente del inglés antiguo. El nombre Carlino se estableció en Francia en el siglo XVIII: un actor italiano apodado Carlin utilizó un antifaz negro (característico en la raza) en una obra de teatro, y de ahí se utilizó su seudónimo para denominar a la raza.

Comportamiento: ¿cómo son los Pugs?

Los carlinos son bastante activos y les gusta pedir comida valiéndose de sus grandes ojos suplicantes, por lo que hay muchos doguillos con sobrepeso. No son agresivos en absoluto y aman a los niños, pero no son fáciles de adiestrar ya que son bastante cabezones. Debes tener en cuenta que pierden mucho pelo, al igual que otras razas de pelo corto.

Son cariñosos, buenos y muy alegres, con un temperamento equilibrado y valiente. Les encanta jugar e interaccionar constantemente, así como estar siempre en compañía de su familia. Además, una vez pasa la etapa de cachorro y de adolescente, son más de casa que de calle y disfrutan más de largas siestas en el sofá. Sus primeros años de vida son mucho más activo y querrán correr y saltar por todos lados.

Características físicas del Pug o Carlino

El pug es un perro regordete, de perfil cuadrado, estructura bien compacta y músculos duros. Miden entre 30 y 36 cm a la cruz y su peso va de 5 a 10 kg.

Tiene una cabeza grande y redonda, con un cráneo sin hendidura y arrugas claramente definidas. Hocico corto, cuadrado, sin curvatura hacia arriba. Presenta un ligero prognatismo inferior, pero no deben verse la lengua ni los dientes. Sus ojos son muy grandes, oscuros, salientes y brillantes, con expresión dulce. Con orejas pequeñas, delgadas y suaves que pueden estar plegadas hacia atrás, dejando ver el canal auricular, o dobladas hacia delante, con la punta pegada al cráneo para ocultar el canal.

Su cuerpo es corto y compacto, con el pecho ancho. La línea de la espalda debe ser nivelada, no encorvada ni inclinada. Las extremidades son fuertes, no muy largas, bien colocadas bajo el cuerpo; desde atrás y adelante deben verse rectas y paralelas. Los pies son fuertes, no muy redondos, con los dedos separados y las uñas negras. La cola de inserción alta, enroscada lo más apretado posible sobre la cadera.

El pelo es fino, liso, suave, corto y brillante. Y puede ser color plata, negro, albaricoque o leonado claro. Cada uno de estos colores debe ser bien definido para marcar el contraste entre el color, la máscara y la estría que se extiende desde la nuca hasta la cola. Las marcas tienen que estar bien diferenciadas: el hocico, la cara, los lunares en las mejillas, la marca del rombo en la frente y la estría deben ser lo más negro posible.

Salud de los Carlinos

El Pug pertenece a las razas braquicéfalas, las cuales tienen un hocico muy chato y tienen predisposición a sufrir problemas respiratorios. Además, esto hace que también soporten peor el calor. El pliegue nasal también puede producirles lesiones en la córnea por el roce del pelo.

Otro problema de salud muy frecuente y que está en tu mano prevenir y controlar es la obesidad. Debes controlar su alimentación y no excederte en premios ni golosinas para evitar que tu Pug engorde. La obesidad dificultará aún más la respiración y desencadenará problemas en la columna y las articulaciones.

La raza puede llegar a vivir hasta 16 años con los cuidados adecuados.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Schnauzer gigante

Airdale Terrier

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.