Parásitos en perros y gatos

, , ,

Llega la primavera y con los primeros calores reaparecen algunas plagas que atacan a nuestros perros y gatos año tras año. Es mejor que estés preparado para que no te tomen de sorpresa y poder así evitar problemas y visitas innecesarias al veterinario. Además, algunos de ellos no son tan inocentes y pueden llegar a provocar la muerte del animal.


PULGAS

Las larvas y pupas de las pulgas sobreviven todo el invierno esperando las condiciones favorables para reproducirse. Con la primavera y el verano llega el calor y estos insectos comienzan a proliferar rápidamente, infestando plazas, jardines y cualquier sitio donde habiten los animales, incluso nuestras casas.

Las pulgas forman parte de los parásitos en perros y gatos más comunes. Los animales que son alérgicos a las picaduras de pulgas comienzan a rascarse con desesperación. En los perros las áreas del cuerpo que suelen lastimarse primero son la grupa, la cara posterior de los muslos y el vientre, mientras que los gatos lo hacen sobre la cruz y el lomo. Sin ningún tratamiento las lesiones se van extendiendo a otras zonas del cuerpo y pueden infectarse. La única solución definitiva es mantener al paciente y su ambiente libres de pulgas.

Desde hace unos años es muy sencillo repeler los parásitos en perros y gatos gracias a las pipetas pulguicidas, que se colocan sobre el lomo y mantienen al animal protegido entre uno y tres meses, según la marca del producto y el grado de infestación del ambiente donde vive. Ten mucho cuidado si tienes un gato, pues no todos los productos son seguros para ellos; solo usa los que dicen específicamente que son para gatos. En casos de contaminaciones muy severas puede optarse por usar algún insecticida para eliminar las pulgas del sitio donde vive el animal.

En Tiendanimal puedes encontrar diferentes desinfectantes e insecticidas que actúan contra los parásitos en perros y gatos. Los hay para diluir con agua y aplicar con un trapo o rociador y otros que son aerosoles con bomba que se colocan en el centro de la habitación, los activas y sales hasta que el frasco se vacíe completamente. Luego dejas cerrado dos horas y ventilas. Siempre sigue atentamente las instrucciones del fabricante cuando uses un producto tóxico.

Si tienes un perro o gato en tu apartamento y te vas a ir de vacaciones llevándole contigo, asegúrate de que no queden pulgas en tu casa, pues cuando regreses habrá tantas que no les importará picarte a ti o a cualquier animal de sangre caliente que entre contigo.


GARRAPATAS

Las garrapatas son otro tipo de parásitos en perros y gatos más resistentes a los venenos, pero como necesitan estar sobre el animal para alimentarse, son más fáciles de eliminar. Generalmente aparecen en épocas más delimitadas, como al principio del verano, pero esto varía según la región donde vives. Suelen atacar la cara y los pies de los perros, pero pueden encontrarse en cualquier parte del cuerpo. Un cachorro pequeño o un perro viejo pueden debilitarse mucho si tienen un gran número de garrapatas. Se anclan a la piel mediante unos fuertes ganchos y succionan sangre hasta triplicar o cuadruplicar su tamaño, luego se sueltan y caen al piso para poner sus huevos. Estos parásitos en perros y gatos varían en tamaño, color y ciclo de vida, según la especie.

Existen en el mercado pipetas que sirven contra estos ácaros y que pueden colocarse sobre el cuerpo una vez al mes. También se pueden usar los collares con insecticida que controlan a estos desagradables parásitos. Si tienes muchos perros hay otros medicamentos más económicos que se usan en forma de baño y se deben repetir cada una o dos semanas según las indicaciones del fabricante. Estos suelen ser más tóxicos y debes tener cuidado al usarlos.


PARÁSITOS INTERNOS

Este tipo de parásitos en perros y gatos puede aparecer en cualquier época del año, aunque es en primavera cuando las larvas y huevos que se hallan en el suelo encuentran las condiciones ideales de humedad y temperatura para desarrollarse con más facilidad. En cualquier sitio con césped aumenta gradualmente el número de larvas infectantes, lo que hace más fácil la transmisión a los animales. Luego, durante el calor intenso del verano, las larvas se resecan y es más difícil que sobrevivan.

Si bien desparasitamos a nuestras mascotas periódicamente con alguno de los medicamentos antiparasitarios que existen para este fin, es conveniente que una de estas se realice durante la primavera, así evitaremos que el número de parásitos aumente demasiado. Si todos actuáramos individualmente contra los parásitos en perros y gatos, lograríamos disminuir en gran medida la contaminación de los espacios verdes y, por lo tanto, el riesgo de infestación en las mascotas.


SARNA

Los ácaros que provocan esta enfermedad viven solamente sobre el cuerpo de perros y gatos y son bastante específicas para cada especie, siendo muy difícil que se contagien de una a otra. Se transmiten por contacto directo con un animal infectado o con sus ropas, cama o mantas. Los animales enfermos tienen una picazón muy intensa y se rascan constantemente, provocándose depilaciones extensas y heridas de distinta gravedad.

Este tipo de parásitos en perros produce sarna sarcóptica y ataca principalmente los bordes de las orejas y los codos, pero luego se extiende si no recibe tratamiento. Hay otro ácaro que provoca sarna solo en los oídos; el animal sacude la cabeza con desesperación y produce una secreción abundante con olor fuerte. Esta se da generalmente en cachorros. En los gatos también hay dos tipos de ácaros que producen síntomas parecidos a los de los perros.

Se habla de muchos métodos caseros para curarla, pero la más rápida y efectiva es la aplicación de un medicamento inyectable que tu veterinario te indicará. Para eliminar estos parásitos en perros y gatos son necesarias entre dos y tres aplicaciones; además, puede hacer falta un tratamiento con antibióticos o baños si las lesiones de la piel están infectadas. En el caso de la sarna no hace falta hacer ninguna fumigación o tratamiento del ambiente. Si tienes otras mascotas en contacto con la enferma, consulta con el veterinario por si te recomienda inyectarlas también a fin de acabar con la propagación de la enfermedad.


LEISHMANIOSIS

Esta enfermedad es transmitida por mosquitos únicamente, por lo tanto hay más posibilidades de contagio en épocas de calor. En general es mayor la incidencia en zonas suburbanas o áreas con vegetación, como parques y plazas, y los mosquitos transmisores se alimentan durante el atardecer y la noche. Para combatir estos parásitos en perros se pueden usar productos en spray, pero lo más efectivo en la actualidad es un collar con deltametrina que tiene una efectividad del 95% como repelente de mosquitos. Usando uno de estos y evitando estar afuera durante la noche tu mascota estará bastante bien protegida contra esta enfermedad, que una vez adquirida no puede curarse. También es conveniente usar pantallas contra mosquitos en puertas y ventanas en las zonas que son endémicas para la leishmaniosis.

Los primeros signos clínicos visibles son depilaciones en la cara, alrededor de los ojos orejas y boca. Luego el parásito invade la sangre y los riñones, provocando una insuficiencia si no recibe tratamiento y controles periódicos de por vida. Si vives en una zona endémica, es importante que tu veterinario le haga un chequeo anual a tu perro para detectar la enfermedad en forma temprana y poder controlar mejor los síntomas.


FILARIOSIS

Este tipo de parásitos en perros y gatos provoca la llamada “enfermedad del gusano del corazón”, también transmitida por mosquitos. Su incidencia es mayor en regiones cercanas a los ríos donde hay más mosquitos, pero se está extendiendo a otras zonas por los viajes de mascotas hacia y desde zonas endémicas y por el cambio climático global que prolonga las temporadas cálidas y húmedas. En este caso sí existen productos muy efectivos para su prevención que se administran una vez al mes durante la época de mosquitos. Tu veterinario te indicará según donde vives en qué meses es necesario usarlos, ya que en algunas regiones cálidas o endémicas conviene usarlos durante todo el año sin interrupción. Algunos de los productos para este tipo de parásitos en perros combinan también tratamiento contra otros parásitos internos y pulgas en la misma pastilla.

La filariosis es una enfermedad grave y potencialmente mortal en los perros. Los gusanos adultos, que son muy grandes, se alojan en el atrio derecho del corazón, obstruyendo el flujo normal de sangre. El corazón se agranda y debilita hasta que se presenta una insuficiencia cardíaca. El diagnóstico precoz es clave para poder realizar un tratamiento exitoso con el menor riesgo para el paciente. La detección de estos parásitos en perros se realiza mediante un análisis de sangre, donde se encuentran las larvas o los antígenos de los gusanos adultos mediante tests serológicos rápidos. Esta es una enfermedad compleja y su prevención depende mucho del lugar donde vivas, por lo tanto habla con tu veterinario para que te indique cuál es el protocolo indicado para cuidar mejor a tu mascota.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Vacaciones: viajar con perro en coche

Cómo cepillar a un perro según su tipo de pelo

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.