Gatos con síndrome de Down, ¿mito o realidad?

, ,

¿Tienes un gatito en casa? Seguramente habrás escuchado hablar sobre Grumpy Cat, Monty o Maya, tres mascotas influencers que se hicieron famosas en las redes sociales por su peculiar aspecto físico de gatos con síndrome de Down.

Sin embargo, en el caso de Grumpy Cat, quien murió en 2019 a los siete años de edad, tan son solo trataba de un problema de enanismo; mientras que Monty o Maya posee rasgos diferentes debido a sus ojos separados y la ausencia de puente nasal.

Pero esta es una anomalía genética que nada tiene que ver con el síndrome de Down. Este es uno de los mitos más extendidos sobre los gatos y en este artículo te explicamos porqué.

¿Existen los gatos con síndrome de Down?

La respuesta es no, principalmente porque el síndrome de Down es una anomalía genética que afecta solo a humanos y primates.

¿Y por qué? Porque los humanos poseen 23 pares de cromosomas y el Síndrome de Down se presenta cuando se produce una trisomía, es decir, un cromosoma adicional en el par 21.

Los gatitos tienen una distribución genética completamente diferente a los humanos. Solo poseen 38 cromosomas agrupados en 19 pares, lo que hace que sea imposible que padezcan esta alteración.  

En otras palabras, los gatos no tienen suficientes cromosomas para que se produzca lo que científicamente se conoce como síndrome de Down.

Mi gato es diferente, ¿a qué se debe?

En los humanos, el Síndrome de Down puede causar retrasos en el crecimiento y características físicas como ojos separados, nariz plana, lengua protuberante o manos cortas.

Muchas personas creen que su gato padece esta anomalía genética debido a su aspecto físico, comportamiento, falta de equilibrio o inmadurez. Sin embargo, estas son peculiaridades que pueden aparecer por otros motivos o patologías, como por ejemplo la endogamia, que puede causar anormalidades físicas y mentales en los gatos; desnutrición, o incluso formar parte del carácter de la mascota.

Otros trastornos que sí pueden ser diagnosticados en gatos y presentan características similares al síndrome de Down son:

  • Hipoplasia cerebral: un trastorno del desarrollo neurológico donde las crías nacen con el cerebelo inmaduro.
  • Síndrome de Klinefelter: anomalía cromosómica en la que el gato macho nace con tres cromosomas sexuales (XXY) y son estériles.
  • Polineuropatía distal: produce disminución o ausencia de reflejos y el tono muscular, debilidad o parálisis.
  • Disautonomía felina: enfermedad degenerativa que afecta al Sistema Nervioso Autónomo, con síntomas oculares y digestivos.

El hecho de que tu gatito tenga rasgos diferentes y un comportamiento “extraño” no quiere decir que tenga síndrome de Down.  

Gatos famosos con “síndrome de Down”

Gatitos como Monty o Maya, que se han convertido en verdaderas estrellas de las redes sociales y acumulan millones de seguidores en Instagram o Facebook, llaman la atención por su curioso aspecto físico, sin embargo, en cuanto al comportamiento, estos felinos llevan una vida similar al resto de los gatos.

Sus dueños han aprovechado las peculiaridades físicas y el carácter propio de estas mascotas para iniciar campañas de recaudación de fondos y sensibilizar sobre patologías y enfermedades genéticas de los gatos, publicar libros e incluso líneas ropa y accesorios para animales.

Aun así, ya sabes que estos mininos no padecen síndrome de Down, sino que son otras patologías las que los hacen diferentes.

En conclusión, la diferente estructura cromosómica de los gatos hace que no puedan tener el mismo tipo de alteraciones que los humanos, por lo que los gatos con síndrome de Down no existen. Si notas algún comportamiento extraño en tu mascota, lo mejor que puedes hacer es llevarle al veterinario para que haga un diagnóstico completo mediante pruebas genéticas, análisis de sangre o radiografías y, de ser necesario, consulta una segunda opinión.


Experta en animales con experiencia laboral en el sector de más de 12 años. Trabajar en Tiendanimal me ha permitido trabajar más de cerca de ellos, ayudando a su bienestar y a mejorar la relación con sus dueños a través de los productos, consejos y artículos que hemos incorporado. Soy experta en acuarios y en salud felina, y llevo colaborando con protectoras más de diez años coordinando las donaciones de material para hacer su labor mas fácil. Las mascotas son mi trabajo y también mi pasión.
« Anterior

Características de la cobaya, ¿cuánto sabes de ella?

Características del serval, ¿cómo son estos felinos?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.