Diferencias entre perros hiperactivos y sobreactivos

Diferencias entre perros hiperactivos y sobreactivos

Comúnmente cuando vemos a un perro que es incapaz de relajarse, de descansar y que está durante todo el día en estado de alerta con una alta actividad, se dice que es un perro hiperactivo. ¿Pero sabemos realmente qué significa? Hay muchos perros que son catalogados como hiperactivos cuando no lo son.

La hiperactividad

Con frecuencia es el resultado de una estimulación insuficiente. Podemos definir la falta de estimulación como las pocas oportunidades que se le dan al animal de utilizar y desarrollar sus habilidades innatas y satisfacer sus necesidades.

Se observa en perros que se pasan la mayor parte del tiempo reaccionando exageradamente ante cualquier estímulo. Es debida sobre todo a una falta de rutina, jerarquización, ejercicio físico y estimulación mental en la vida del animal y la podemos ver en perros con mucha energía que salen poco de casa y saltan sin parar llamando la atención.

La sobreactividad

Es común y representa una abundancia de la conducta normal, aunque mal encaminada o problemática para el propietario. A menudo se combina con la conducta de búsqueda de atención.

Estos perros simplemente muestran unos niveles de actividad más elevados que la media. Hay que tener en cuenta que el nivel de actividad varía dependiendo de factores como la edad y la raza.

Diferencias entre hiperactividad y sobreactividad

La hiperactividad es heredable. Los síntomas son:

  • El perro es incapaz de relajarse incluso sin estimulación.
  • Los ritmos cardíaco y respiratorio son elevados incluso en periodos de descanso.
  • Exagerada búsqueda de atención.
  • Es independiente de la presencia del propietario o del entorno.
  • La actividad no tiene un fin ni control. Falta de concentración.
  • Conductas destructivas.

La sobreactividad no es heredable. Los síntomas son:

  • Habilidad normal para dormir y descansar, aunque el tiempo de descanso puede ser menor de lo habitual.
  • Los ritmos cardíaco y respiratorio varían de forma normal con el nivel de actividad.
  • Frecuente búsqueda de atención.
  • La actividad tiene un claro propósito y puede concentrarse en ejercicios.
  • Los momentos de alta actividad se relacionan con estímulos o con una situación en concreto.

El tratamiento conductual a aplicar será el tema del próximo artículo.

Ricardo Antón.
Educador canino

1 Comentario en este Artículo

  1. Paula Silva

    Gracias por el artículo. Tengo una perra de 9 meses de edad e es sobre activa según vuestro artículo, en este momento estoy entrenando-la e crear actividades mas diversas e el problema está desapareciendo ha los poquitos. Espero con curiosidad el próximo artículo.

    Responder

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.