¿Cómo respiran los peces?

Pese a que los peces son animales que están adaptados al medio acuático, sus tejidos necesitan oxígeno para sobrevivir, cubriendo de esta forma necesidades relativas a la energía que necesitan, tal y como pasa con los animales terrestres. Sin embargo, es el oxígeno que hay debajo del agua el que define cómo respiran los peces. Y para ello utilizan principalmente sus branquias como órgano que forma parte de su aparato respiratorio.

¿Cómo respiran los peces?

La respiración de los peces se basa en que estos no salen a la superficie del agua para tomar aire sino que extraen el oxígeno contenido dentro del propio agua. Cabe destacar que la cantidad de oxígeno que hay en el agua varía en función de factores como la temperatura de la misma y la presencia de plantas acuáticas, que producen oxígeno.

Independientemente de ello, las branquias determinan cómo respiran los peces, que es tomando oxígeno debajo del agua. Este órgano suele encontrarse dentro de la cavidad opercular o, dicho de otra forma, en la parte de la cabeza de los peces que se abre hacia fuera. Al menos es así en los peces teleósteos, que engloban a la mayoría de los peces.

Las branquias, que actúan como uno de los principales órganos respiratorios de los peces, a su vez pueden ser distintas según el tipo de pez:

  • Agnatos: peces sin mandíbula como las lampreas o las mixinas.
  • Condrictios: peces cartilaginosos como los tiburones y las rayas.
  • Osteictios: peces óseos como los salmones y atunes.

Proceso de la respiración branquial

Todos estos peces teleósteos comparten la característica de que sus branquias están soportadas por cuatro arcos branquiales. De cada uno de estos arcos salen dos filamentos epidérmicos en forma de “V” que cuentan con lamelas o laminillas secundarias, donde se produce el intercambio de gases. Aquí la sangre del sistema circulatorio de los peces permite la obtención del oxígeno y el correspondiente transporte del dióxido de carbono resultante de los procesos oxidativos celulares hasta las branquias de cara a su expulsión.

Para explicar cómo respiran los peces hay que detallar en qué consiste un proceso denominado “bomba buco-opercular”. Una vez que el pez abre la boca y aspira el agua, envía esta hacia la cavidad opercular. Por su parte, esta cavidad succiona el agua, contrayéndose hasta que obliga al líquido a pasar por las branquias. Es allí donde se produce el anteriormente mencionado intercambio gaseoso.

De esta forma, los peces aspiran agua por la boca y los vasos sanguíneos que poseen las estructuras que forman las branquias se encargan de extraer el oxígeno. Para ello resulta útil visualizar a las branquias como membranas con hoyos a través de los cuales las moléculas de oxígeno son absorbidas por el cuerpo del pez.

Órganos respiratorios de los peces

Como ya hemos visto, los peces son capaces de extraer oxígeno a través de sus branquias. Pero también pueden hacerlo con su piel en el caso de tratarse de peces sin escamas e incluso mediante estructuras respiratorias temporales como el tejido del saco vitelino que poseen los embriones de los peces, surgiendo así diferentes formas que redefinen cómo respiran los peces.

Sin embargo, con el tiempo el aparato respiratorio de los peces ha evolucionado, dando lugar a la aparición de los llamados “dipnoos” o peces pulmonados

Existen hasta seis especies conocidas de este tipo de peces:

  • Pez de barro americano 
  • Pez pulmonado africano 
  • Pez pulmonado de mármol 
  • Protopterus amphibius
  • Protopterus dolloi
  • Pez pulmonado de Queensland o australiano 

Y si por algo destacan es por cómo respiran los peces con pulmones, ya que son capaces de respirar aire estando fuera del agua, y más cuando escasea el oxígeno dentro de ella. 

Cómo respiran los peces a través del aire

Este proceso es posible gracias a una especie de pulmones, y a veces a la vejiga gaseosa, que adapta la respiración de los peces para que se produzca a través del mismo aire. Este caso suele darse en muchas clases de peces que proceden de aguas dulces tropicales y en algunos de agua salada dado su hábito de respiración aérea temporal.

De esta manera, los pulmones de este tipo de peces cumplen la misma función que la de los pulmones de los animales vertebrados que es tomar oxígeno del propio aire. Por ello, sus pulmones disponen de septos o tabiques internos, además de rugosidades, que dividen los espacios de aire en compartimentos pequeños, creando así bolsas alveolares cubiertas por vasos sanguíneos.

A través de este proceso, el mecanismo respiratorio de estos peces se encarga de proporcionar y distribuir el aire dentro de sus pulmones, recibiendo además un aporte sanguíneo que proviene de una de sus arterias branquiales eferentes, la cual devuelve la sangre ya oxigenada desde los pulmones hasta el corazón del pez.

Si quieres conocer más sobre peces, en nuestro blog puedes encontrar un apartado sobre ellos ¡Leer más aquí!

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Cómo hacer correctamente el cambio de alimento de tu gato

Las razas de perro más grandes

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.