¿Cómo adiestrar un perro?

,

Antes de llevar a cabo el adiestramiento de un perro debemos saber diferenciar entre educación y adiestramiento. Educar a un perro es enseñarle a comportarse de forma correcta a lo largo de toda su vida; corresponde generalmente a la etapa de cachorro, cuando aprende las normas de convivencia. El adiestramiento de un perro es un entrenamiento más específico que tiene como fin que aprenda determinadas órdenes o ejercicios.

Lo ideal es que ambas vayan de la mano y se complementen pero, sobre todo, que tengan en común el mismo método: la enseñanza en positivo.

¿Cómo adiestrar a un perro en positivo?

Como comentamos, el adiestramiento hace referencia a la enseñanza de órdenes concretas que suelen ir acompañadas de una palabra o un gesto. Estas pueden ser: “siéntate”, “túmbate”, “quieto”, “dame la pata”; pero también se les puede enseñar ejercicios más complejos como que camine siempre a tu lado en la calle ¡o incluso que te traiga cosas!

El adiestramiento en positivo es la mejor forma de enseñar a tu peludo esos ejercicios a la vez que refuerzas vuestro vínculo. De esta forma convertirás las sesiones de adiestramiento en un ejercicio divertido para tu perro. Este método se basa en la motivación, la recompensa y la diversión.

El adiestramiento tradicional se basa en el refuerzo negativo; el perro aprende a base de castigos, obedeciendo las órdenes por miedo.

NUNCA debes regañar, gritar o pegar a tu perro. Este tipo de adiestramiento no es beneficioso para ninguno de los dos, sino todo lo contrario. Tampoco debes utilizar collares de ahogo o eléctricos ni castigarle cuando no obedece una orden.

Adiestramiento de un perro con refuerzo positivo

Si te estás preguntando cómo adiestrar a un perro, las claves son la paciencia y la constancia. Cualquier entrenamiento debe realizarse de forma constante y con un trato amable.


Algunos consejos para un buen adiestramiento son:

  • Elegir un lugar tranquilo y sin distracciones.
  • Entrenamiento al menos 3-4 días a la semana.
  • Sesiones cortas de 10 minutos.
  • Tranquilidad, cariño y paciencia.
  • Elegir palabras cortas, claras y concisas para las órdenes.
  • No dejar de practicar los ejercicios que ya ha aprendido.
  • Felicitar con entusiasmo y con caricias.
  • Premiar con golosinas.
  • Sin gritos, regaños, correcciones ni castigos.

Si tu perro comete un error durante el entrenamiento, basta simplemente con decir un “no” con voz firme y no premiarle. Realiza siempre el mismo ejercicio en cada sesión hasta que lo aprenda y no varios a la vez. Una vez aprendido, puedes empezar con el nuevo y añadir a modo de repaso el anterior.

Y ahora, te contamos cómo enseñar a tu perro las órdenes más básicas:

¿Cómo adiestrar un perro para que venga cuando le llamas?

La orden de la llamada es la más importante y todos los perros deberían aprenderla al dedillo. Es la primera que debes enseñarle a tu peludo en cuanto llega a casa. Recuerda no confundir la orden “ven” con su nombre.

Con ella podrás llamarle siempre que quieras que venga y resulta fundamental para poder soltarle en la calle. Puedes ayudarte de un clicker o un silbato para captar su atención más rápido y, como no, de una deliciosa chuche.

Antes de empezar a llamarle desde lejos, debe relacionar el sonido con la chuche. Para eso, simplemente hazlo sonar y dale la golosina; una vez que aprenda que ese sonido significa chuche, será mucho más fácil que acuda cuando le llamas. También puedes hacerlo directamente con la palabra “ven”.

Aléjate un poco y repite la orden para que se acerque a por su premio. Vete cada vez más lejos para aumentar la dificultad. Después hazlo desde otro lugar de la casa desde el que no te vea. Una vez tenga dominado esto, puedes empezar a probarlo en el parque.

¿Cómo adiestrar un perro para que se siente?

Deja que huela su golosina y, con ella guardada en la mano, pon el puño cerrado por encima de su cabeza pegado al hocico, de tal forma que el perro mire hacia arriba. La mayoría de perros, de forma natural, apoyan el culo en el suelo. Di entonces la palabra “sienta” o “sit” y dale su premio. Si no se sienta por sí sólo, puedes ayudarle presionando ligeramente con la mano sobre el culo para que pliegue las patas traseras.

¿Cómo adiestrar un perro para que se tumbe?

Cuando tu perro haya aprendido a sentarse, puede pasar a la siguiente orden: “¡tumba!”. Esta es una de las más fáciles. Haz que se siente, como ya sabe y, en vez de darle la golosina, dirige la mano hacia el suelo para incitarle a recostarse. Cuando se este tumbando, di la orden para que la vincule a ese movimiento y dale su premio. Si no lo hace por sí solo, puedes deslizar sus patas delanteras hacia delante.

¿Cómo adiestrar un perro para que de la pata?

Esta orden no es realmente necesaria ya que no es útil en el día a día, pero es un clásico.

Primero, indícale que se siente para que se encuentre más cómodo y sea más fácil darte la pata. Además, también estará más concentrado después de darle esta primera orden.

Colócate frente a él, enséñale su premio y deja que lo huela con el puño cerrado. Lo normal es que intente abrir la mano con su pata para conseguirlo; cuando haga esto, di “pata” o la palabra que hayas elegido y abre la mano para que lo coja. Si no golpea tu mano, puedes dar toques en su pata o agarrarla para ayudarle a entender qué es lo que quieres.

Es importante que la orden siempre vaya acompañada del gesto con la mano. Una vez aprenda a dar una pata puedes enseñarle “la otra” para que te de ambas.

¿Cómo adiestrar un perro para que se quede quieto?

Primero debemos empezar cerca y progresivamente ir alejándonos. Llámale por su nombre seguido de un “quieto” o “stop” y acompañado de la mano en alto abierta. Ve caminando y parándote a la vez que dices la orden. Puedes probar a decirle que se siente primero (una vez ya conozca bien esta orden) y después alejarte poco a poco para enseñarle la nueva orden. Este ejercicio es muy práctico en la calle.

Si quieres aprender más sobre adiestramiento de perros te recomendamos que te leas este artículo sobre los mejores libros de adiestramiento canino y este otro sobre el uso del clícker.

Recuerda que cada perro aprende a una velocidad distinta y que debes ser constante y tener paciencia. A veces pueden tardar mucho en aprender una orden, ¡no desesperes!


Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Cuidados de una cobaya

¿Qué comen los caballos?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.