Terrario de iguanas: calor, luz y humedad

Terrario de iguanas: calor, luz y humedad

Habrás escuchado y leído muchas veces que cuidar una iguana no es tarea sencilla. ¿A qué se debe esto? La principal dificultad es que estos animales, por ser de sangre fría, requieren de un ambiente con una determinada temperatura, humedad, radiación lumínica y luz para poder llevar a cabo acciones básicas como digerir la comida, metabolizar minerales, mantener su temperatura corporal, tener capacidad para reproducirse, etc. Generalmente los terrarios de las iguanas difieren mucho de su medio natural y por lo tanto se requiere de un importante esfuerzo e inversión de tiempo y dinero para conseguir imitar este medio lo mejor posible. Si fallaras en darle un ambiente adecuado, tu iguana sufrirá, se enfermará y puede llegar a morir. Es por esto que es tan importante que comprendas bien sus necesidades antes de crearle su hábitat.

Debes saber que una iguana adulta puede medir hasta dos metros de largo y por lo tanto requiere un terrario acorde a su tamaño. Lo ideal es que el terrario de la iguana mida el doble que la iguana y que sea alto, ya que las iguanas verdes son arborícolas y les gusta trepar. Ten en cuenta que en un año una iguana joven necesitará un tanque de más de 300 litros. Este hábitat tan grande es necesario para que el animal tenga espacio suficiente para ejercitarse, a no ser que la dejes deambular en una habitación que mantenga las condiciones ambientales adecuadas. No es cierto lo que se dice por ahí que si el hábitat es pequeño la iguana dejará de crecer.

La temperatura en el terrario de la iguana

La temperatura ideal debe ser de entre 32 y 35ºC en la zona más caliente y de 27ºC en la más fría. Como fuentes de calor puedes usar lámparas de cerámica (si necesitas un voltaje más alto) o lámparas incandescentes. Compra unos buenos termómetros para colocar en distintos lugares del recinto, así podrás estar seguro de que el voltaje que escogiste es el adecuado. Este depende del tamaño del terrario, de la temperatura exterior y de la ventilación.

Las iguanas necesitan un ciclo de día/noche de aproximadamente 12/12 horas. Esto es importante para que descansen, de lo contrario se estresan y pueden enfermarse o volverse más agresivas. Recuerda que el ambiente del terrario de iguanas debe mantenerse calefaccionado durante la noche y no puedes usar luces incandescentes. Para la noche son ideales las lámparas de cerámica, que dan calor y no luz. Puedes ubicar diferentes lámparas que se enciendan y apaguen según la luz que se necesite o dejar una de cerámica de bajo voltaje encendida siempre y solo encender y apagar las incandescentes. Si puedes, instala un regulador que haga esto automáticamente y ya no tendrás que recordarlo.

Todas las lámparas deben estar bien protegidas con alambre para evitar quemaduras si la iguana trepa hasta ellas. Las de cerámica se calientan mucho y necesitan un soporte adecuado para evitar el riesgo de incendio. Asegúrate también de hacer la instalación eléctrica con cables que soporten el voltaje alto. Las piedras no son apropiadas para las iguanas porque pueden producir quemaduras serias.

La luz en terrarios de iguanas

Las iguanas necesitan también una fuente de radiación UVA, que estimula comportamientos naturales y da una sensación de bienestar, y UVB, indispensable para la formación de vitamina D3 y el metabolismo del calcio. Sin ella las iguanas sufren de Enfermedad ósea metabólica, lo que provoca ablandamiento, debilidad y deformación de los huesos y muerte prematura.

La mejor y más perfecta fuente de rayos UV es el sol. Siempre que puedas expone tu iguana a la luz solar directa, no a través de un vidrio o plástico, ya que estos no dejan pasar los rayos UVB. No dejes a una iguana al sol si la temperatura es menor de 26 o mayor de 38ºC. Lo más recomendable, además de tener una buena radiación UVA en el en terrario de la iguana, es ponerla en una jaula al aire libre (no hace falta más de una hora diaria) con la mitad del espacio a la sombra y agua fresca a disposición para evitar que se deshidrate.

Además, se recomienda una fuente artificial de radiación, como los tubos fluorescentes que se venden en tiendas de mascotas. Compra solo los que sean diseñados especialmente para reptiles, los que se usan para plantas no dan suficiente radiación UVB. Recámbialos siguiendo las instrucciones del fabricante, pues después de 6 a 9 meses ya están agotados y no son adecuados para las iguanas. Fíjate que la distancia entre el tubo y el animal no sea mayor que 20-30 cm. Este es el tope máximo de alcance de la radiación.

Otra fuente adecuada de radiación son las lámparas de vapor de mercurio. Estas dan más radiación UVB que los tubos fluorescentes.

Humedad en el terrario de las iguanas

El tercer punto que hace a un ambiente apropiado para una iguana es la humedad. Las iguanas necesitan una humedad ambiental alta, como en las selvas tropicales. En su hábitat natural casi no tienen necesidad de beber agua, por lo tanto no suelen hacerlo aunque tengan agua a disposición. El resultado es que muchas iguanas en cautiverio viven parcialmente deshidratadas, lo que suele llevar a insuficiencia renal a edad temprana.

La humedad ambiente del terrario de una iguana debe ser de 65-75%. Para conseguirlo se puede rociar a la iguana y el ambiente varias veces al día, se puede colocar un humidificador en al ambiente donde está el terrario o colocar varias tinas con agua en el recinto. También se le puede bañar diariamente, lo cual es muy aconsejable por razones higiénicas.

También existen humidificadores electrónicos, pero estos equipos suelen ser muy costosos. Ten cuidado porque la humedad excesiva también puede traer problemas de salud y de contaminación del recinto.

Como ves, es importante estudiar bien las opciones disponibles para dar calor, luz y humedad al terrario de las iguanas, pues no todas son apropiadas. Además, estos factores ambientales son necesarios para la salud de tu iguana; no son solo para que se sienta a gusto.

 

En otros artículos de Tiendanimal encontrarás información sobre el tamaño del terrario, qué sustrato utilizar, qué materiales escoger para que trepe y cómo alimentarlas entre otras cosas.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.