Mi perro no quiere comer

Los motivos que tiene un perro para dejar de comer su comida habitual son variados y a veces se reducen al aburrimiento o a darle de nuestra propia comida, una mala costumbre con la que se quiere premiar a nuestro amigo pero que a veces se puede convertir en una pesadilla de hábito.

Sin embargo, este no siempre es el caso y la valoración de si existe otro problema, tal vez de origen patológico, aparte de la desgana o la inapetencia, te corresponde a ti y a tu veterinario. Así que si observas que tu perro no come porque está triste, apático o muestra otros síntomas, sin duda deberías hacerle un chequeo veterinario.

Razones por las que mi perro no quiere comer

En función de las circunstancias que motivan al perro a no comer su alimento habitual, pueden encontrarse problemas de diferente índole.

Causas nutricionales

El apetito del perro puede verse condicionado por factores como la predisposición o la propia palatabilidad del alimento.

Otro motivo por el cual tal vez el perro no come es que sufre neofobia, el rechazo a alimentos que son nuevos y desconocidos para el animal. En este caso, lo mejor es que el cambio de alimento sea paulatino hasta que el perro se acostumbre.

Asociación negativa a diferentes experiencias

En ocasiones la inapetencia del perro es fruto de una reacción a experiencias negativas.

El estrés puede ser un factor influyente en este caso y derivar, además, en anorexia, disminución de la actividad física, depresión y alteraciones de la conducta habitual.

Otros factores por los que tal vez el perro no quiere comer son de tipo sensorial, debiéndose a cambios de temperatura o la época de celo, que pueden condicionar el apetito del animal.

Y como ya adelantamos, en muchas casas se tiene la costumbre de aprovechar los restos de algunas comidas para dárselos al perro y así “completar” su ración diaria de alimento. El animal estará encantado si alguna vez le cae ese trozo de comida del plato que llevaba observando un buen rato, pero es importante que tengas en cuenta que no siempre es lo mejor para su estómago.

No cabe duda de que tu intención es buena; quieres a tu perro y deseas que comparta contigo la cena, el momento de la comida o la primera hora del día con un fantástico desayuno. Sin embargo, debes ser consciente de que realmente le estás haciendo un flaco favor.

Empezando porque hay alimentos que son peligrosos para los perros. Debes tener en cuenta que la forma de procesar estos alimentos contribuye a que puedan sentarle peor al perro. La elaboración de menús repletos de salsas, especias y azúcares pueden convertirse en problemas de diversa gravedad para los animales: desde vómitos o diarreas hasta molestias digestivas que necesiten tratamiento veterinario.

De este modo, que le ofrezcas esos “premios” puede ser la razón por la que tu perro no quiere comer. Y es que una vez que prueban nuevos sabores, son muchos los perros que durante un tiempo dejan de comer pienso. Este tiempo puede variar dependiendo de lo cabezota que sea tu perro, pero en algunos casos puede extenderse a semanas.

Y las pataletas a la hora de comer en estos casos son realmente crispantes: perros que literalmente escupen el pienso de la boca, otros que golpean el cuenco mostrando su descontento o simplemente se sientan lejos de él como si la cosa no fuese con ellos.

Enfermedad

Es posible que haya alguna causa orgánica por la que tu perro no quiere comer. De esta forma, podría sufrir alguna enfermedad metabólica, infecciosa o incluso inflamatoria, como es el caso de la anosmia, que afecta a la mucosa nasal del perro y también a su sentido del olfato.

Otras patologías pueden estar relacionadas con traumatismos craneales, faciales o dentales; al igual que con la obstrucción de objetos extraños en la cavidad nasal o en el tracto digestivo, derivando en una pseudoanorexia, que es cuando el perro no come aunque quiera.

En cualquiera de los casos, es importante estar atento a los síntomas que manifieste el animal como la apatía, la disminución de la actividad física, fiebre, vómitos y la pérdida de peso, dado que no comer puede acarrear problemas mayores.

De igual forma, debes ofrecer a tu perro una alimentación rica y saludable junto a la correcta pauta de vacunación y desparasitación para evitar el posible desarrollo de enfermedades.

Posibles soluciones

En función de la causa por la que el perro no come, se puede implementar una serie de estrategias, especialmente en aquellos casos relacionados con la asociación negativas a diferentes experiencias.

Así, de tratarse de un episodio de estrés, lo que debes hacer es analizar el comportamiento del animal y observar cómo reacciona ante diferentes situaciones. Así podrás identificar el origen de su estrés y tratar de ponerle remedio. Sino, un etólogo puede resultar útil en este tipo de casos.

Y en el caso de ofrecer comida humana al perro, es complicado que el animal vuelva a comer de un modo normal de forma inmediata. La solución pasa porque seas firme y consecuente al tomar la decisión más beneficiosa para tu mascota y es que tenga una alimentación correcta.

Por ello es importante no darle nada más fuera de su ración. Ni premios, ni golosinas. Solo su comida una o dos veces al día hasta que ganes la batalla. Esto requiere de fuerza de voluntad como para ver que tu compañero deja el cuenco sin tocar durante algunos días, pero a la larga es lo que mejor funciona para dar solución al hecho de que tu perro no quiere comer.

Otra solución aparentemente más sencilla, y que también puede darte un buen resultado, es intentar ganarte su estómago con un cambio de pienso para que sienta atracción hacia los nuevos olores o sabores.

Para esto suelen funcionar mejor las comidas húmedas o semihúmedas para perros que resultan más aromáticas, sabrosas y jugosas al paladar, además de ser fácilmente digestibles. También existen en el mercado comidas naturales para perros que combinan carne, verduras y otros ingredientes que suponen la mejor alternativa a cualquier comida procesada para humanos.

En Tiendanimal puedes encontrar toda una variedad de piensos, comida húmeda o alimentos naturales para perros que pueden ayudar a que la hora de la comida sea un momento agradable.


Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

¿Puedo enseñar a mi gato a usar el WC?

Qué comen los hurones y otras 9 curiosidades

Siguiente »

1 comentario en «Mi perro no quiere comer»

  1. Mi perro lleva unos días que sólo come la lata, que el pienso no quiere no se que hacer para poder quitarle la lata y coma con ansias el pienso seco.

    Responder

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.