Lhassa Apso

,

El perro Lhassa Apso debe su nombre a la función de perro guardián que desempeñaba en las casas: Apso Seng kye, en tibetano, significa “perro león centinela ladrador”. Y es que su ladrido es característico, claro y agudo. Según parece desciende, junto con el terrier tibetano, de un antiguo perro pastor de pelo largo que vivió en Asia hace muchos siglos.
Los Mastiffs tibetanos, unos de los perros más feroces del mundo, guardaban el exterior de los palacios y las casas, mientras que los Lhassa Apsos realizaban la misma actividad en el interior de los edificios. Gozaban de tan alta estima en su país de origen, que no podían ser adquiridos con dinero, sólo podían salir de los palacios donde se los criaba si eran ofrecidos como valioso obsequio a personas de alcurnia. El Dalai Lama regalaba a sus visitantes extranjeros alguno de los mejores ejemplares de Apsos que se criaban en su monasterio. Durante mucho tiempo se confundió a esta raza con el Shih-tzu, pero éste proviene de China del oeste.
Criado bajo un clima riguroso y elevada altitud, el Apso es un perro duro, de vida larga, que se adapta fácilmente a otros ambientes, muy inteligente, afectuoso, leal, de carácter simpático y gran belleza física, por lo que, además, es muy apreciado como perro de compañía. Es un perro alegre y seguro de sí mismo. Es alerta y equilibrado, aunque se muestra prudente hacia los extraños.

Aspecto general del Lhassa Apso

  • Cabeza cubierta de abundante pelo largo que caiga sobre los ojos; debe tener barba y bigotes bien desarrollados. Cráneo estrecho, stop marcado. Hocico romo, de unos 4 cm de longitud, de dorso recto. Nariz negra, ligero prognatismo inferior. Ojos medianos, oscuros, ni protuberantes ni hundidos, de forma ovalada y ubicados hacia el frente. Orejas colgantes y cubiertas de abundantes flecos.
  • Cuerpo más largo que la talla, macizo, ágil y de aspecto vigoroso. Cuello fuerte, con abundante collar.
  • Extremidades delanteras derechas, muslos bien desarrollados, cubiertas con abundante pelo. Pies redondos, muy peludos y con almohadillas sólidas.
  • Cola de inserción alta, bien llevada sobre el cuerpo, pero sin formar asa. Bien cubierta de abundantes pelos largos formando franjas, a veces curvada en la punta.
  • Manto. Pelaje dorado, leonado, miel, gris oscuro, pizarra, humo, con manchas negras, blancas o castañas. El pelo de la capa externa debe ser largo, recto, denso y duro, no debe ser sedoso ni lanoso. Se parte a lo largo de la columna vertebral. Presenta una capa moderada de vello.
  • Talla de 22 a 25 cm en los machos, y un poco menos en las hembras.
  • Defectos: cola de porte bajo, hocico cuadrado, costillas planas.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Podenco ibicenco

Preguntas frecuentes sobre las razas de perros

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.