Pirañas de acuario: ¿Son una buena opción como mascota?

Las pirañas son animales exóticos muy conocidos y también temidos. Estos peces pertenecen a la familia Characidae, como las anchoas o las palometas. Son animales de agua dulce que habitan las aguas de Sudamérica y pueden llegar a medir, tanto en libertad como en cautiverio, hasta 30 centímetros.

Son muchas las personas a las que le llama la atención las pirañas de acuario como mascotas. Sin embargo, esta especie tiene unos cuidados específicos.

Las pirañas como mascota

Las pirañas no son unos peces tan agresivos como la gente piensa. Sin embargo, dentro de los diferentes tipos hay algunos más peligrosos. Uno de ellos es la piraña de vientre rojo. Este tipo de piraña tiene unos neurotransmisores en su cerebro que le hace atacar lo primero que vea cuando está hambrienta. Sin embargo, cuando cuenta con agua y comida, no supone ningún tipo de amenaza para el ser humano.

Los colores de las pirañas son muy variados, incluyendo el rojo, el amarillo, el plateado o el naranja. Además, a medida que envejecen, las tonalidades se van apagando y oscureciendo.

Respecto a su morfología, las pirañas de acuario tienen una gran cabeza con un cráneo robusto. Los machos no suelen distinguirse de las hembras, aunque estas últimas tienen un cráneo más pequeño y cambian de color al poner los huevos.

Esta especie tiene una mandíbula muy fuerte y poderosa compuesta de 4.500 dientes repartidos en varias hileras. Cada uno de ellos mide unos 3 milímetros y los utilizan para desgarrar la carne al alimentarse.

En cuanto a su alimentación, siguen una dieta omnívora, por lo que se alimentan de peces, crustáceos, plantas acuáticas, insectos, semillas, carroña y fruta.

Son peces muy sociables que suelen permanecer en grupo, en grandes bancos. Sin embargo, son algo tímidos con especies ajenas y no suelen acercarse demasiado.

Debido a su naturaleza, no es aconsejable mezclar a las pirañas de acuario con otros peces. Si se planea meter a varias pirañas juntas, hay que tener en cuenta que lo recomendable es tener un máximo de 5 pirañas por cada 100 litros de agua. Esto se debe a que son peces que alcanzan un gran tamaño y a que atacan en espacios reducidos o cuando se sienten amenazados.

La vida media de las pirañas es de cinco años. Sin embargo, se han visto algunos casos de pirañas en cautividad que han llegado a vivir unos 30 años.

Pirañas de acuario y pecera

Las pirañas necesitan cuidados especiales y específicos para su mantenimiento.

El agua del acuario

Estos peces necesitan un agua dulce y de calidad. En cuanto a la temperatura, esta debe de estar entre los 22 y los 28 °C. Además, prefieren las aguas oscuras y duras. Es necesario contar con un filtro que depure y limpie el agua de forma constante, pues esta especie requiere un entorno pulcro.

En Tiendanimal encontrarás todo lo que necesitas para mantener el agua del acuario en perfectas condiciones.

Alimentación de las pirañas en peceras

Las pirañas se alimentan principalmente de otros peces. Sin embargo, siguen una dieta muy variada. Por ello, las pirañas de acuario pueden ser alimentadas a base de gusanos, carne cruda sin aditivos y lechuga y fruta de manera ocasional.

Existe un tipo de comida preparada para esta especie, pero no se recomienda un uso frecuente de este alimento. Por último, es muy importante limpiar cualquier residuo de comida que quede en el agua, pues al descomponerse ensuciará la pecera.

Reproducción de las pirañas

En el caso de que se tengan varias pirañas en la misma pecera, es muy importante conocer el comportamiento de este pez a la hora de reproducirse.

Estos peces se reproducen muy fácilmente en acuarios. Pueden llegar a poner entre 1.000 y 5.000 huevos, los cuales eclosionarán a las 36 horas. Estos son de color amarillento y apenas alcanzan los dos milímetros de diámetro.

Las hembras ponen sus huevos durante la noche y el macho se encarga de cuidarlos y protegerlos hasta que las crías nazcan.

Para evitar problemas de canibalismo entre los recién nacidos, es importante suministrarles alimentos vivos. Además, se aconseja separarlos por tamaños.

Todas estas  recomendaciones son muy importantes a la hora de tener una piraña en un acuario. Al ser peces exóticos, necesitan de estos cuidados específicos para permanecer saludables. Pese a que su fama no refleja la auténtica realidad de esta especie, puede que no sea el pez idóneo para meter en un acuario. De todos modos, si te animas a hacerlo, infórmate bien de todo aquello que requieren y dedícale el tiempo necesario a tu nueva mascota.

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

Masajes para perros: Relajantes, digestivos, artrosis y más

Muda de pelo en gatos: ¿Cómo y cuándo se produce?

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.