Siembra tus propias plantas aromáticas-culinarias.

,

Perejil

Hoy en día es muy sencillo poder cultivar en casa tus propias plantas culinarias. Con unos cuantos consejos podrás tener siempre a mano hierbas aromáticas frescas que le darán otra dimensión a tus platos. De este modo, aparte del ahorro económico, ¡podrás descubrir el apasionante mundo de los huertos urbanos!

  La mayor parte de las plantas aromáticas tienen una germinación rápida, por lo que en unas dos semanas empezarás a ver los primeros brotes. Puedes sembrarlas directamente en la maceta, realizando lo que se conoce como “siembra directa”; o en semilleros, haciendo una “siembra protegida”. Si te decides por realizar la plantación en un semillero, lo mejor es utilizar macetas de turba. Así, cuando los brotes estén listos, podrás sembralos directamente en la maceta, jardinera o huerto urbano sin que la planta sufra en el momento del transplante, ya que estas macetas de turba están preparadas para ser sembradas directamente en la tierra.

  La época de plantación varía según el tipo de planta y el clima en el que vivas, pero casi todas las especies se pueden plantar a lo largo del año, siempre que tengas la precaución de proteger las plantas, resguardándolas de posibles heladas.

¿Qué plantas culinarias se pueden sembrar en cualquier época del año?

 

¡Tienes muchas donde elegir! Canónigos, cebollino, estragón, manzanilla, orégano, perejil, romero, menta, salvia y tomillo. Así que cualquier momento es bueno para comenzar tu pequeño huerto urbano especializado en plantas aromáticas. Pero si tu intención es aprovechar el buen tiempo para comenzar esta apasionante actividad, existen plantas aromáticas que deben sembrarse entre los meses de marzo y octubre, ya que son más sensibles al frío: albahaca, stevia, rúcula, eneldo, hierbabuena etc… se suelen sembrar entre los meses de marzo a octubre ya que son plantas más sensibles al frío.

  Las plantas aromáticas no son plantas muy exigentes por lo que resulta sencillo tenerlas en perfectas condiciones en macetas, jardineras o huertos urbanos, aunque sí es muy importante que el drenaje sea perfecto ya que estas plantas sufren mucho con el exceso de humedad. Para que el drenaje sea el adecuado, en el fondo de la maceta, jardinera o huerto urbano, debes añadir una capa de unos dos centímetros de piedras, arcilla expandida o similar. Lo que se consigue de este modo es evitar que el agua de riego sobrante se acumule en la base de la maceta y encharque el sustrato de plantación. Si prefieres colocar un plato bajo la maceta para evitar que el agua de riego sobrante moje el suelo, es importante vaciarlo regularmente.

Hierba_Buena

  Otro factor muy importante a la hora de cultivar nuestras plantas aromáticas es la luz ya que estas plantas necesitan una ubicación con buena luminosidad. Lo ideal es que dispongan de 5 horas de luz al día, por lo que los balcones o alféizares de las ventanas son las mejores ubicaciones. Si decidimos cultivarlas dentro de casa es importante que reciban una gran cantidad de luz.

  Respecto al riego, además de tener un buen drenaje para todas, existen dos grupos de plantas aromáticas bien diferenciados:

  • Romero, tomillo, salvia, lavanda, orégano… Son plantas de clima mediterráneo que se pueden encontrar habitualmente en el monte, por lo que están acostumbradas a periodos de poca agua y altas temperaturas. Para cultivarlas en casa es importante tener en cuenta estos dos factores: no regar en exceso y situarlas en un lugar que tenga una alta luminosidad.

  • Hierbabuena, perejil, rúcula, albahaca, cilantro, eneldo… Son plantas que no soportan el exceso de humedad en la tierra y son muy sensibles a los ataques de los hongos. Es importante controlar los riegos y aportarles agua solamente cuando sea necesario, siempre evitando regar a las horas centrales del día.

  Otros factores que debemos tener en cuenta a la hora de cultivar nuestras plantas aromáticas culinarias son:

  • Abonado. Aunque no son unas plantas muy exigentes a nivel nutricional es importante mantener el sustrato de cultivo abonado. Los abonos líquidos están especialmente diseñados para aportar a las plantas aromáticas los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo. Con una aplicación mezclada con el agua de riego cada una o dos semanas será suficiente y las plantas lo agradecerán.

  • Vientos. Evitar colocar las plantas aromáticas en zonas de corrientes de aire ya que pueden interferir en el correcto desarrollo de las mismas.

  Después de estos consejos y con un poco de práctica podremos conseguir tener en casa nuestro huerto urbano de plantas aromáticas y culinarias dándole un toque natural y fresco a todos nuestro platos.

Y tú… ¿Has cocinado alguna vez con hierbas aromáticas cultivadas por ti mismo? ¡Cuéntanos la receta!

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

La socialización de los hurones con las personas

Gatos que adoran el baño

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.