Conjuntivitis en gatos

Si tu gato tiene los ojos hinchados, enrojecidos, tiene dificultad para abrirlos e, incluso, puede tener algo de secreción, es probable que tenga conjuntivitis. La conjuntivitis es la enfermedad más común del gato doméstico, y puede aparecer tanto en gatos adultos como en cachorros y en uno o en los dos ojos a la vez. 

¿Sabías que los gatos tienen tres párpados? Este tercero se encarga de proteger el ojo del animal de posibles agresiones externas, se encarga de producir las lágrimas y ayuda a expulsar cualquier objeto extraño que haya entrado en el ojo. Además, la conjuntiva, una membrana que recubre uno de los párpados por la parte interna para protegerlo de agentes externos, es extremadamente sensible y se irrita con mucha facilidad, aunque también es capaz de cicatrizar muy rápido. 

Síntomas de la conjuntivitis en gatos

Algunos de los síntomas más comunes de esta afección son:

  • Secreción ocular espesa.
  • Picor y enrojecimiento de los ojos.
  • Tercer párpado hacia fuera e hinchado.
  • Dificultad para abrir los ojos.

Si notas alguno de ellos, lleva a tu gato con conjuntivitis al veterinario cuanto antes para que le realice un diagnóstico exacto y sepa el mejor remedio para él.

Tipos de conjuntivitis en gatos

Existen varios tipos de conjuntivitis que pueden afectar a los ojos de tu gato:

  • Conjuntivitis bacteriana: Es causada por bacterias y es muy contagiosa, causando secreciones en los ojos.
  • Conjuntivitis infecciosa: Causada por ciertos tipos de virus que provocan una conjuntivitis con mucho lagrimeo o mocos.
  • Conjuntivitis traumática: Es producida por agentes externos, como pelos, polvo, espigas o arenilla. 
  • Conjuntivitis alérgica: La alergia de tu gato puede desembocar en una conjuntivitis caracterizada, sobre todo, por picores e irritación.
  • Conjuntivitis parasitaria: Esta conjuntivitis la provocan unos parásitos que producen inflamación y picor en los ojos. Hay que tener especial cuidado con este tipo de conjuntivitis, ya que puede afectar a las personas.
  • Conjuntivitis tóxica: El humo, los aerosoles y los ambientadores o la lejía pueden provocar este tipo de conjuntivitis en tu gato.

Hay que tener en cuenta que, si la conjuntivitis de tu gato es de origen bacteriano, parasitario o vírico, es probable que la enfermedad se desarrolle igualmente, pero está bien seguir una serie de recomendaciones para evitar lo máximo posible la aparición de esta afección.

Recomendaciones para prevenir la conjuntivitis en nuestro felino

  • Vacunación: Se inicia a las seis u ocho semanas de vida del gato, y llevar la cartilla de vacunación al día evitará en la mayoría de casos que tu felino se contagie, en especial con los virus.
  • Higiene y limpieza: Limpiar los ojos del gato con suero fisiológico y gasas estériles en vez de algodón ayudará a mantenerlos limpios y sanos.
  • Alimentación: La correcta alimentación del felino hará que su sistema inmunológico esté al día, evitando así infectarse de conjuntivitis mientras lucha contra las bacterias que lo producen. 
  • Evitar el contacto con animales que puedan estar infectados, como colonias de gatos o protectoras, donde los virus son más propensos a aparecer y a contagiarse.

Mi gato tiene los ojos rojos, ¿puede ser por un problema de conjuntivitis?

El ojo rojo en gatos puede ser causado por diversos agentes. Lo primero que habría que hacer al ver a nuestro gato con los ojos rojos es explorar la zona en busca de algún objeto extraño que le causa esa rojez, como ramitas, arena o espigas. Si no podemos eliminarlo por nosotros mismos y no nos deja el propio gato, lo más recomendable es llevarlo al veterinario y dejarle que lo haga él de la forma más segura y profesional. 

Si no tuviera ningún objeto extraño, es recomendable limpiar el ojo del animal con suero fisiológico o pomadas especiales, siempre con una gasa estéril en vez de con algodón, ya que este segundo puede soltar fibras que van a convertirse en un problema mayor cuando se peguen al ojo. Si pasadas unas horas el ojo del felino ha mejorado, no habría razón para llevarlo al veterinario.


Las infusiones de tomillo y manzanilla y el agua mineral o del grifo caliente pueden ayudar a limpiar el ojo del gato y eliminar las legañas que pueda tener. Si estas legañas tienen un color poco común, verde o amarillas, acompañadas de alguna secreción, es muy probable que el animal tenga una infección, por lo que se recomienda llevarlo al especialista. 

En principio, el ojo rojo no significa ningún problema serio, pero si observamos que empeora en vez de mejorar al limpiarlo, puede ser que tenga algo más grave.

Tratamiento para la conjuntivitis en gatos

El tratamiento para un gato con conjuntivitis está prescrito por un especialista y dependerá siempre del tipo de infección de los ojos del gato. 

En general, este tratamiento se basa en limpiadores oftalmológicos junto con una pomada en caso de ser una infección bacteriana, el primero para limpiar y el segundo para tratar. También se puede combatir esta infección mediante antibióticos orales o mediante inyección, esta última llevada a cabo por un veterinario. Los glucocorticoides también se suministran mediante un colirio y para conjuntivitis de tipo alérgico.

En todos estos casos siempre es recomendable ponerle al gato un collar isabelino para evitar que se toque la zona y proteger sus ojos hasta que estén del todo curados.

¿Cómo quitarle la infección de los ojos a un gato?

Siguiendo una serie de pautas recomendadas por un especialista o veterinario será la mejor manera de tratar y cuidar a tu gato con conjuntivitis. La prevención es un paso muy importante, por lo que si ves que tu gato empieza a tener los ojos rojos lo mejor es limpiarlos delicadamente; puede que sólo estén secos o algo irritados y no sea necesario llevarlo a que lo revisen. ¡Mejor prevenir que curar!

Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina. Tiendanimal me ha permitido durante años trabajar en lo que más me apasiona: el mundo animal. Compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. He realizado diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y un largo etcétera. Disfruto aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

« Anterior

¿Cuánto sabes sobre antiparasitarios?

Los mejores transportines para gatos

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.