Cuidado de los geckos Tokay

Estos geckos (Gekko gecko) son lagartos originarios del noreste de India y del archipiélago indo-australiano. Habita las selvas tropicales, en acantilados y árboles, ya que es un hábil trepador. También es frecuente verlo visitando las casas cercanas en busca de alimento.

Es uno de los geckos más grandes que existen en la actualidad, con un tamaño de unos 30 cm de largo. Su cuerpo es cilíndrico y rechoncho y algo achatado dorso-ventralmente; la cabeza es grande, con un cuello bien definido y ojos grandes y prominentes, con pupilas alargadas verticalmente. Su piel es suave, de aspecto aterciopelado al tacto y su color es muy llamativo, ya que tiene un color gris con puntos rojos, azules o marrones en todo su cuerpo y presenta la habilidad de cambiar su piel en distintos tonos de estos colores para camuflarse. Los machos tienen colores más vivos y son un poco más largos que las hembras. Además, ellos tienen una zona abultada debajo de la cola debido a los hemipenes y poros preanales y femorales. Sus patas tienen almohadillas plantares cubiertas de millones de pelitos microscópicos adherentes llamados lamelas, que le permiten encontrar ínfimas irregulares en cualquier superficie (incluso el vidrio) y caminar sin dificultad en superficies verticales e incluso colgando en salientes rocosas o techos.

Comportamiento de los geckos tokay

Los geckos tokay son de hábitos nocturnos y muy desconfiados, por lo que no se adaptan bien al contacto con los humanos. La mayoría de los que se comercializan han sido cazados en su hábitat natural y es difícil domesticarlos. Algunos pueden acostumbrarse a que los toquen en su terrario, pero no les gusta ser levantados y suelen provocar mordeduras muy dolorosas intentando liberarse, por lo que hay que tener mucho cuidado cuando se limpia el terrario o se los alimenta. Son grandes vocalizadores; emiten un sonido que suena como “¡to-kay! ¡to-kay!”, algo entre un ladrido y un trinar, de donde proviene su nombre.

Los geckos tokay pueden desprenderse de su cola como mecanismo de defensa. Una vez separada, ésta se sigue sacudiendo violentamente durante varios minutos, lo que le da suficiente tiempo para escapar. La cola se regenera luego de unas tres semanas, pero ya no es tan larga ni tan bien formada como la original.

Si te has decidido por uno de estos lagartos, planifica de antemano una primera visita al veterinario apenas lo hayas comprado. La mayoría de los geckos tokay en las tiendas han sido capturados de la naturaleza, y por lo tanto están muy estresados, muchas veces deshidratados, generalmente mal alimentados y siempre parasitados. Lleva una muestra de materia fecal para que el veterinario pueda analizarla y darte la medicación correspondiente.

Terrario para geckos tokay

Un terrario apropiado para estos geckos debe tener una capacidad de 100 litros o más. Es mejor si tiene espacio vertical amplio. Esto es suficiente para que pueda moverse, trepar y desarrollarse sin límites de espacio y para crear un gradiente de temperatura adecuado (26-32ºC durante el día y 21-27ºC durante la noche). Es mejor si las fuentes de calor se encuentran por encima del terrario, ya que los geckos pasan la mayoría del tiempo en ramas o paredes y no en el suelo. El ambiente debe ser de tipo boscoso, con un suelo de corteza de coco o de orquídea y abundantes plantas, cuevas o troncos limpios donde esconderse y que ayuden a mantener la humedad, que debe mantenerse en un 70% (nunca menos de 50%). Las plantas vivas ayudan a mantener la humedad, y alcanza con rociar el terrario una vez al día para conseguir esta humedad ambiente. También necesitan ramas o superficies para trepar y descansar porque les gusta permanecer en altura. Como son animales de costumbres estrictamente nocturnas no hace falta usar lámparas con radiación UVB/UVA. Esto es una ventaja por un lado porque ahorrarás algo de dinero en equipamiento, pero por otro lado tu mascota pasará todo el día oculta y solo podrás verla activa durante la noche.

Alimentación de los geckos tokay

La dieta de estos geckos consiste en insectos de distintas clases. Los de mayor tamaño pueden recibir un ratón recién nacido de vez en cuando. Son bastante voraces, y pueden recibir grillos, gusanos grandes, de seda, de la carne, langostas, cucarachas, etc. Todos los insectos se preparan desde 24 horas antes alimentándolos con una comida nutritiva y se espolvorean con un complejo vitamínico-mineral para que sean una buena fuente de proteínas para los geckos. También hay que prestar atención al agua, ya que no beben de un cuenco sino de las gotas en las hojas, de modo que hay que rociar una parte del terrario varias veces al día o instalar un sistema de goteo para que siempre tengan agua fresca a disposición.

Los geckos tokay se pueden tener en grupos pequeños, pero nunca deben convivir dos machos, porque son muy territoriales y se pelean.

Si les provees un buen hábitat y una alimentación equilibrada, estos geckos tienen buena salud y son bastante resistentes. Pueden sufrir de enfermedad ósea metabólica si les falta calcio en la dieta. También son propensos a infecciones respiratorias si la temperatura y humedad no son adecuadas. Un gecko sano se mantiene alerta, tiene su piel en buen estado y un excelente apetito. Con buenos cuidados pueden vivir más de 10 años, y se han reportado algunos de hasta 20 años.

Dejar un Comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.