Análisis del agua en los acuarios

,

El análisis del agua es fundamental para asegurar la buena salud de los peces, tanto en una pecera nueva como en una ya instalada. Así como compras alimento para tus peces y artículos para la decoración, deberías tener también un kit para análisis como parte de los accesorios esenciales de una pecera.

Los elementos que deben medirse periódicamente son amonio, pH, nitratos y nitritos. Hay además otros kits disponibles para medir la dureza del agua, los fosfatos para los tanques que tienen problemas de algas. Te conviene anotar todos los parámetros para tener un buen registro y poder asociarlo luego con lo que ocurre en la pecera.

Amonio: es extremadamente tóxico para los peces y puede ocasionarles la muerte. En una pecera recién instalada suele ser más elevado, aunque también puede serlo en tanques de más tiempo en el caso de que no se cambie el agua con la frecuencia necesaria, que los filtros estén sucios, si hay sobrepoblación de peces o si se está usando algún medicamento que altere el ciclo biológico. En un tanque ya establecido debería medirse el amonio y anotarse los resultados una vez al mes en forma regular. Además se recomienda volver a medir cada vez que aparezca un pez enfermo o muerto, así en caso de que esté elevado puedes corregirlo rápidamente antes de que sufran más peces.

pH: indica el grado de acidez o alcalinidad del agua. Muchas veces no se lo tiene en cuenta, pero es uno de los factores de estrés más comunes, pudiendo incluso provocar la pérdida de peces. Cualquier variación, por mínima que sea, puede dañar a los peces si ocurre en forma brusca. Cuando compras un pez nuevo, pide el valor de pH de la tienda y compáralo con el de tu pecera, así podrás hacer una adaptación del recién llegado. Si vas a usar agua del grifo, es mejor que la dejes reposar toda la noche para que no te de valores erróneos. Es natural que ocurran cambios en el pH de un tanque a lo largo del tiempo, así que se recomienda medirlo una vez al mes o cada vez que un pez esté enfermo.

Si notas que el pH cambia bruscamente en tu pecera, deberías medir la dureza en carbonatos (KH), pues estas sales presentes en el agua suelen mantener el pH más estable. A veces es necesario aumentar la dureza en carbonatos con los productos que se venden especialmente para ello.

Nitratos: aumentan con el tiempo y son eliminados mediante los cambios de agua. No son tan tóxicos como el amonio y los nitritos, pero causan estrés en los peces. Los jóvenes son más sensibles que los adultos a este elemento. También conviene medirlos mensualmente.

Nitritos: se elevan durante el ciclo de nitrógeno inicial de un tanque nuevo y pueden estresar o matar a los peces. A veces ocurren mini-ciclos en un tanque ya instalado en que también se producen aumentos, por eso es necesario testear una vez al mes. Si los filtros están en buen estado, este valor no debería variar. Cualquier aumento indica que se está generando un problema en la pecera. La manera más rápida de bajar los valores es cambiar el agua.

Dra. Isabel Iglesias

Enlaces relacionados:

Tiendanimal es la gran tienda online de productos para mascotas. Descubre nuestros más de 16.000 productos en www.tiendanimal.es

« Anterior

10 reglas básicas para un acuario exitoso

Ciclo del nitrógeno en los acuarios nuevos

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.