¿Cómo afecta la torsión gástrica al galgo inglés?

La torsión gástrica es un síndrome que no solo puede sufrir el galgo inglés, sino, también (y sobre todo), las razas grandes de perros. Es una enfermedad muy grave que puede llegar a provocar la muerte del animal. Pero ¿cómo y por qué se genera esta enfermedad? ¿Cuál es el tratamiento? ¿Cómo afecta la torsión gástrica al galgo inglés? Y lo más importante: ¿Cómo evitarla?

¿Qué es la torsión gástrica?

Acumulación de gases, alimentos o líquidos… Todo comienza cuando el estómago del perro no puede vaciar el contenido por sí mismo y el estómago se comienza a dilatar. A raíz de la dilatación, el animal intenta vomitar para expulsar el contenido y el estómago termina girando sobre sí mismo.

Con el giro obstruye los orificios que conectan con el esófago y el intestino. A su vez, se comprimen las arterias, venas y vasos sanguíneos del aparato digestivo, interrumpiendo la circulación sanguínea y paralizando el funcionamiento de algunos órganos. Por eso es una enfermedad muy grave que puede llegar a provocar incluso la muerte.

¿Cómo se le origina la torsión gástrica al galgo inglés?

La principal causa que puede originarlo es una gran ingesta de comida o líquidos. En los perros jóvenes suele generarse cuando el animal ingiere mucha cantidad de alimento (o líquido) después de hacer ejercicio físico. En los perros adultos, se suele dar por una acumulación de aire que no pueden liberar fisiológicamente.

Síntomas de la torsión gástrica

Una patología peligrosa requiere de una reacción rápida. Para ello, lo más importante es saber identificar cuándo un perro puede estar sufriendo una dilatación del estómago o torsión gástrica, observando si se producen las siguientes señales:

  • Intentos de vómito fallidos y náuseas. Aunque el animal intenta vomitar no lo consigue.
  • Ansiedad e inquietud. El can se mueve de forma constante y nerviosa.
  • Salivación abundante.
  • Abdomen dilatado.
  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad, depresión y falta de apetito.

Si tu amigo peludo presenta alguno de estos síntomas, la recomendación pasa por llevarlo de forma inmediata al veterinario.

Diagnóstico y tratamiento de la torsión gástrica

Ante la sospecha de que tu perro pueda estar sufriendo una torsión gástrica, hasta que llegues al veterinario, debes evitar que se mueva mucho y manejarlo con cuidado. El veterinario podrá hacer el diagnóstico en función de los síntomas clínicos y a través de radiografías.

Tras el diagnóstico, en caso positivo, el veterinario seda al animal, le administra antibióticos por vía intravenosa y extrae el contenido del estómago con una sonda orogástrica a través de la boca. Después, realiza un lavado gástrico.

En el caso de que no se pueda usar la sonda, tendrá que aplicarle una cirugía en la que fijará el estómago a la pared costal para evitar que la situación se repita y vuelva a sufrir otra torsión.

Prevenir la torsión gástrica al galgo inglés

Para evitar una posible torsión gástrica en tu amigo peludo debes tener en cuenta algunos consejos muy sencillos:

  1. Coloca el comedero y bebedero a media altura, para evitar que se agache en exceso al comer y/o beber.
  2. Divide el alimento para que no consuma grandes cantidades en una sola comida. Repártelo a lo largo del día en dos o tres raciones pequeñas, en vez de optar por una grande.
  3. Evita que beba mucha agua de forma continuada. Sobre todo, procura que no lo haga después de comer.
  4. Controla el ejercicio físico. Evita que el perro haga mucha actividad física las dos horas antes o después de comer.
  5. Evita alimentos a última hora de la noche.
  6. No estreses al animal mientras come. Déjale comer tranquilo, a su ritmo.  

Ahora que ya sabes cómo se origina, cuáles son los síntomas, cómo evitar y cómo afecta la torsión gástrica al galgo inglés… ¡Pon en práctica todos los consejos para poner en riesgo a tu amigo peludo!


Experta en animales con experiencia laboral en el sector de más de 12 años. Trabajar en Tiendanimal me ha permitido trabajar más de cerca de ellos, ayudando a su bienestar y a mejorar la relación con sus dueños a través de los productos, consejos y artículos que hemos incorporado. Soy experta en acuarios y en salud felina, y llevo colaborando con protectoras más de diez años coordinando las donaciones de material para hacer su labor mas fácil. Las mascotas son mi trabajo y también mi pasión.
« Anterior

Cuidados y salud de un degú

Qué nutrición necesita un Labrador Retriever senior

Siguiente »

Deja un comentario

¿Necesitas hacer una consulta veterinaria? Recuerda que tu veterinario de confianza es siempre el mejor profesional para ayudarte con la salud y el cuidado de tu mascota. Pero, desde Tiendanimal siempre queremos ofrecerte lo mejor y para eso contamos con un equipo de especialistas que te asesorarán a través del Servicio de Consultas Veterinarias de nuestra web.